Jardines Verticales

Con la llegada del buen tiempo apetece salir a la calle, dar paseos al aire libre o disfrutar de un ambiente más cálido bajo la sombra de los árboles. Por eso, también apetece darle un cambio a nuestros jardines, terrazas y/o balcones y llenarlos de color y buenos aromas que harán de nuestra estancia en ese espacio algo mucho más agradable de lo que hasta ahora pudiera haber sido.


No hace falta decir que el color y las plantas aromáticas son imprescindibles para lograr un ambiente colorido y con un olor agradable. Pero además de todo esto hay que tener en cuenta varias cosas más.

En el caso de los jardines de gran o pequeño tamaño existe una cierta libertad a la hora de escoger y ubicar, pero cuando hablamos de espacios más reducidos la tarea se complica. En algunos casos como en los pisos, que sólo tienen balcón, la idea de tener plantas se reduce a macetas colgadas o situadas en el suelo, tanto de pequeño como de gran tamaño, según el espacio disponible.


Una de las opciones para los balcones o espacios pequeños son los jardines verticales. De éstos ya hemos oído hablar en muchas otras ocasiones, de hecho no son ninguna novedad, tod@s hemos visto paredes llenas de macetitas con plantas de todo tipo pero hoy vamos a ver cuáles son los factores a tener en cuenta para crear un bonito jardín vertical.

1. La permanencia

Este es un factor importante a tener en cuenta. Si alquilas tu casa/piso, si tu jardín recibe una cantidad limitada de luz solar, etc... Será mejor optar por materiales livianos, que puedan trasladarse y reemplazarse con facilidad.



2. La sombra

Diseña tu jardín teniendo en cuenta que,  las plantas que vayan a crecer más altas no bloqueen el sol a las que se encuentran abajo. Deberías colocar aquellas plantas que crecen mejor en la sombra en la parte de abajo de la estructura vertical.

3. Escoge bien tus plantas

Elige las especies que plantarás teniendo en cuenta el cuidado que requerirán. Por ejemplo, si eliges una variedad que necesite ser podada, asegúrate de que el acceso sea sencillo. Lo más recomendable es escoger plantas que alcancen una altura que te guste y que no requieran un trabajo excesivo de tu parte.



4. La ubicación, la altura y la resistencia de la estructura

Asegúrate de montar tu jardín vertical en un lugar que no dificulte el paso. También es importante que consideres la resistencia de los materiales con los que armarás la estructura. Éstos deberán ser lo suficientemente fuertes como para sostener el peso de las macetas. La altura también es un factor a tener en cuenta: si colocas tus plantas demasiado alto, te resultará difícil regarlas y cuidarlas. En caso de que no tengas otra alternativa, puedes optar por un sistema de poleas.

5. Ten cuidado con las plantas invasivas

Existen algunas especies que crecen sobre casi cualquier superficie. Si colocas alguna de ellas cerca de las paredes, pueden dañar la pintura, las vigas y otros materiales de tu hogar.


6. El riego

Dependiendo de la ubicación de tu jardín vertical, al estar expuestas a más luz solar y viento, las plantas pueden necesitar ser regadas con mayor frecuencia.

7. Monta la estructura antes de plantar

Asegúrate de instalar tu jardín vertical antes de plantar. Esto evitará que dañes las raíces.

Queremos inspirarte: clic aquí para ver más ideas de jardines verticales 

Fuente ppal: La Bioguia 
Imágenes: Google 

Comentarios