Tarta Navideña / Nevada

Aprovechando que se acerca la Navidad, hoy os traemos esta deliciosa receta de tarta nevada de coco.
Ideal para realizar en las próximas fechas señaladas, en cumpleaños que se celebran en épocas de frío o, como solemos decir, como a nadie le amarga un dulce, para cuando más apetezca!

La receta de esta tarta es un poco más complicada, quizás, que otras que hayamos compartido con vosotr@s ya que requiere de más ingredientes y procesos, pero no por eso será menos deliciosa. 
Toma nota!

Ingredientes:

Para los bizcochos
  • 150 g de harina de trigo
  • 30 g de harina de maíz
  • Dos cucharaditas de levadura química
  • Una pizca de sal
  • 200 g de azúcar
  • 85 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 20 g de aceite de oliva suave
  • 125 g de leche de coco a temperatura ambiente
  • 1 huevo L, a temperatura ambiente, separando la clara y la yema
  • 1/2 cucharada de aroma de coco
  • 2 claras de huevo a temperatura ambiente
  • 1/4 de cucharadita de cremor tártaro 
Para el almíbar
  • 50 g de azúcar
  • 100 g de ron blanco
Para la cobertura de coco
  • 100 g de mantequilla en pomada
  • 130 g de queso cremoso
  • 1/2 cucharadita de aroma de coco
  • 280 g de azúcar glas
Para decorar
  • Una lámina de masa quebrada
  • Azúcar glas
  • 60 g de coco rallado

Elaboración:
Precalentamos el horno a 170ºC con calor arriba y abajo.
En un bol tamizamos las harinas, junto con la levadura y la sal, y reservamos.
En otro bol, mezclamos el azúcar y la mantequilla, y lo batimos bien hasta que tenga una textura cremosa y doble ligeramente su volumen.
Agregamos el aceite de oliva y seguimos mezclando.
Posteriormente, agregamos la yema de huevo e integramos en la mezcla.
A continuación, añadimos la harina y la leche de coco de manera alternativa, en dos o tres veces.
Montamos las claras junto con el cremor tártaro a punto de nieve, con la ayuda de una batidora eléctrica.
Agregamos el aroma de coco y mezclamos con la masa.
Incorporamos las claras en tres veces, con la ayuda de una espátula, con movimientos suaves y envolventes, teniendo cuidado de que la masa no baje su volumen.
Engrasamos y enharinamos los moldes (de layer cake de 15 cm), y vertemos un tercio de la masa en cada uno de los moldes.
Horneamos nuestros bizcochos entre 20 y 25 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo o cake tester éste salga limpio. Dejamos enfriar en una rejilla.
Subimos la temperatura del horno a 200ºC.
Estiramos la masa quebrada y con ayuda de un cortador, cortamos nuestros cervatillos; los colocamos en una bandeja con un tapete de silicona o con papel sulfurizado.
Horneamos entre 7 y 10 minutos, hasta que nuestras galletitas estén doradas.
Elaboramos el almíbar. Para ello calentamos en un cazo el licor y el azúcar, removiendo hasta que quede bien disuelto, retirando del fuego antes de que llegue a ebullición.
En un bol, agregamos el azúcar glas tamizado, la mantequilla, el queso cremoso y el aroma de coco, y lo batimos con unas varillas a velocidad media-alta hasta que esté totalmente integrado.
Una vez que estén fríos nuestros bizcochos, los nivelamos con ayuda de una lira.

Nivelar con una Lira

A continuación, calamos nuestros bizcochos con el almíbar, con ayuda de una cucharilla, y los vamos empapando para que queden bien jugosos.
Seguidamente, rellenamos una manga pastelera con nuestra crema, y rellenamos con ella el espacio entre cada piso de bizcocho.
Con ayuda de una espátula cubrimos todo el exterior de nuestra tarta con el resto de la crema, y a continuación la espolvoreamos con coco rallado.
Finalmente, decoramos nuestra tarta con los cervatillos y la presentamos en un plato o cake stand. 



Fuente original: Maria Lunarillos

Comentarios