Botecitos que brillan en la oscuridad

Hoy traemos una manualidad muy divertida tanto para realizar como para observar posteriormente y se puede hacer con niños dejando volar su imaginación, creatividad y por supuesto, diversión garantizada mientras se realiza y cuando ya esté listo.


Ahora que la luz del día se marcha antes y la oscuridad invade el cielo con mayor rapidez, nos vemos obligados a encender luces antes de lo previsto. Aunque la manualidad de hoy no ilumina como pudiera iluminar una lámpara o cualquier bombilla, resulta muy agradable y divertida en cualquier rincón oscuro.

Si bien no todos los materiales a utilizar son “ecológicos”, se puede realizar esta experiencia reutilizando todos los materiales de la siguiente lista.

Serán necesarios:
  • Frascos de vidrio (de dulce, de aceitunas etc.)
  • Palillos de pintura que brilla en la oscuridad (uno por frasco) (se pueden usar los que sobran de las fiestas)
  • Guantes de plástico para proteger nuestras manos
  • Tijeras
  • Un pedazo de tul viejo
Procedimiento:


Corta un trozo de tul un poco más alto que el frasco y colócalo dentro como se observa en la imagen. Colócate los guantes y corta el palillo de pintura dentro del frasco para evitar salpicaduras.

Mueve el palillo de pintura dentro del frasco con paciencia para ir creando las manchas que luego brillarán en la oscuridad. Si quieres un juego de colores más interesante, corta otro palillo y haz lo mismo que hiciste con el anterior. Luego, cierra bien el frasco y agita.

Otra forma de hacerlos es con pintura brillante, en vez de los palillos, necesitas:
  • Pintura brillante especial del color que desees (se consigue en tiendas artísticas/ de pintura )
  • Un pincel
  • Agua

Procedimiento:

Mezcla la pintura brillante removiendo con el pincel hasta que las partículas se vayan disolviendo poco a poco. Se recomienda usar guantes nuevamente y ropa vieja para no mancharte.



Aplica la pintura con el pincel en el interior del frasco, haciendo puntitos. Cuantos más puntitos hagas, más brillará el frasco en la oscuridad, así que para conseguir un efecto óptimo tienes que pintar el tarro entero por dentro. Puede que te lleve un buen rato, pero vale la pena.
De día esta pintura no presenta nada especial, pero en la oscuridad sus destellos son muy agradables y divertidos. Ponla unos minutos junto a una bombilla encendida y después apaga la luz. 


Fuente original: Bioguia
Imágenes: Google 

Comentarios