Novias otoñales de estilo campestre

Una vez entrado el otoño el concepto del atuendo tanto para " ir de calle " como para una novia cambia radicalmente. Los colores, los tejidos, los complementos... todo cambia. La manga corta o palabra de honor se transforma en manga larga y chaquetitas de entretiempo, las gasas y sedas pasan a ser encajes, tejidos más tupidos y de caída completamente distinta, y si hablamos de boda de otoño el chip gira completamente la imagen de una novia, sobretodo para aquellas más románticas que prefieren ir acorde con la estación.


El universo de una novia " rústica " en otoño es más acentuado si cabe que en verano ya que todo lo que la rodea la complementa. Éste es un universo naíf, bucólico, romántico y delicado en donde los tejidos como el encaje, el charmeuse, la organza o el tul y los colores tostados, tierra, rosas, dorados o blancos rotos se funden con otro tipo de elementos que crean auténticos vestidos de ensueño.


Aunque en verano las espaldas pronunciadas, cinturas entalladas y las faldas volátiles son las protagonistas, en otoño, aunque tengan la misma apariencia la luz de la estación  ( y sobretodo si hablamos de la tarde ) las transforma, y los cortes efímeros junto con los detalles que puedan parecer de lo más habitual se convierten en diseños que hacen sentir a una novia rústica o de otoño como auténtica protagonista de un cuento.


El amor por la naturaleza en esta época del año se ve reflejado con bordados de flores, con aplicaciones formando pétalos y con accesorios que nos recuerdan distintas formas del mundo que nos rodea, así como los colores, tanto los presentes en la naturaleza, como los elegidos para una boda hacen que incluso el vestido brille con otro color. Las novias de otoño o rústicas que eligen este estilo por norma general están rodeadas por un ambiente rústico y campestre donde la naturaleza y otros elementos naturales destacan por su simplicidad. Un entorno que por sí solo lo dice todo y no necesita de un gran esfuerzo para lograr ese ambiente tan evocador.



Las tiaras, alfileres y velos se transforman en coronas de flores, cascos de encaje, cintas, diademas y tocados muy campestres y los peinados son más desenfadados, menos recogidos, con más ondas naturales, trenzas espiga y cabellos sueltos que hacen de una novia un personaje de gran naturalidad.


El ramo de novia también se hace notar con gran diferencia al resto de ramos de novia, el otoño nos abre un gran abanico de posibilidades completamente distinto al de las otras épocas del año ya que, teniendo en cuenta los elementos " de temporada " que podemos encontrar en esta estación, disponen una gama de colores contrarios a los del verano o la primavera como los marrones, verdes, lavanda, rosas empolvados, naranjas... y sus flores y complementos suelen ser más rudos y con formas más redondeadas.


La novia rústica elegirá un ramo formado por lavanda, peonías, calas anaranjadas y/o elementos naturales como espigas, piñas, ramas de olivo, cuerda, etc.




El calzado de una novia rústica no tiene nada que ver con el de una novia tradicional, en primer lugar por que dada la época del año en la que situamos a una novia de este estilo, el calzado tiene que ir acorde con la temperatura y el vestido, olvidando los cánones establecidos para una novia clásica y teniendo en cuenta que por norma general son bodas al aire libre y rodeadas de naturaleza, una novia rústica elegirá calzado plano o de tacón bajo y cómodo, cerrado, de tonalidades rotas tales como colores pastel, marrones, colores maquillaje y estilos más sencillos pero a la vez más románticos en los que la pedrería, las flores, los bordados y otros elementos cobran protagonismo. 


Por otra parte algunas incluso, según el vestido de novia que hayan elegido, se podrán poner unas botas de lo más callejeras sin parecer una loca.


Todo debe ir en conjunto, no sólo la novia, una boda rústica en general se compone de elementos similares a los que lleva la novia como si de una extensión de ella misma se tratase. Intenta complementar tu boda con las mismas tonalidades, detalles campestres y handmade y aplícalos también a tu atuendo y convertirás tu día en un cuento de hadas inolvidable.

Feliz día!

Imágenes: Google

Comentarios