Flores en el agua

Seguramente alguna vez te has planteado poner simplemente una flor en un jarrón y dejarla solitaria por que te gusta tenerla como elemento único decorativo pero no has podido llevarlo a cabo por motivos aparentemente obvios: una flor queda muy " sosa " sola, no se aguanta por si misma o el jarrón que la contiene es demasiado grande.
O quizás te ha dado lástima no poder conservar aquella florecilla del campo que tu hijo te trajo con tanta ilusión.
¿ Y qué te parecería si te digo que existe la forma de tener una sola flor, incluso de tallo débil, decorando tu rincón y a la vez creando una forma en el agua que físicamente resulta imposible ?


Las ondas que se forman en el agua cuando tiramos una piedra al río son únicas y a todos nos gusta observarlas, pero no es necesario tirar piedras para tener ondas acuáticas en casa y menos aún si mantienen en su centro la flor que más te gusta.


Este artilugio tan curioso que hoy os enseñamos no es más que una hendidura para mantener en su centro una flor o varias y dejarlas flotar en el recipiente que más nos guste.





En este caso, la flor flota indiferentemente en el agua, cambiando su posición y la apariencia de acuerdo con el movimiento del aire, logra un buen equilibrio aunque sea de tallo fino y además, consigue un efecto único con el que no solamente decoraremos nuestro rincón del hogar, si no que permite dar un toque te atención y originalidad a centros de mesas para bodas, por ejemplo, e incluso en cualquier recipiente cerrado en el que tengamos agua estancada.

Este elemento está diseñado por Taku Omura , se puede adquirir online para España aquí y para el resto del mundo aquí.  Su precio aproximado es de 16€.


Comentarios