Menús para tupper - Comer en el trabajo

A nadie le gusta comer recalentado y aún menos cuando la comida que contiene el tupper/táper está hecha y pensada para poder comer al día siguiente, lo que significa que no serán comidas a base de fritos o productos que no se puedan consumir al día siguiente por falta de jugosidad, etc.
Cuando no nos queda más remedio que comer cada día en táper/tupper un@ tiene que acostumbrarse y buscarse la manera de comer sano y equilibrado aunque tengas que dejar de cocinar y comer los platos que más te gustan durante la semana. El problema de preparar comidas de este tipo es que tendemos a caer en la rutina y, sobre todo, perdemos la calidad. La mejor forma de evitarlo es organizar un menú semanal, que nos permite ahorrar tiempo, dinero y preparar una dieta sana y equilibrada. 


Piensa que cada época del año tiene unos platos determinados como " típicos " que pueden facilitarte la tarea a la hora de pensar en qué cocinar para llevar en un tupper. Por ejemplo, en invierno la tendencia son los guisos acompañados de jugo, patatas y otros ingredientes que por norma general al día siguiente pueden ser consumidos de igual forma que recién cocinados sin perder la esencia del plato ni el sabor. Pero en verano, ya no apetecen los guisos ni platos calientes donde mojar pan es un placer. Durante las épocas de calor tendemos a comer platos frescos, pastas, arroces y comidas en general más ligeras. Elige bien lo que vas a llevar, nosotros te ayudamos.
Hoy vamos a ver 5 trucos/consejos para preparar comidas para llevar en tupper/táper sin perder la " gracia " de un plato recién cocinado.

1. Compra un buen táper

De Plástico, metal o cristal. Elijas el que elijas que sea de calidad: que el plástico no se estropee, que no se escapen los olores por toda la oficina, te gotee por el bolso y que te garantice la conservación de los alimentos en las mejores condiciones. Y recuerda que los táper de plástico no son recipientes recomendables para calentar en el microondas (aunque digan lo contrario en las instrucciones).


2. Planifica el menú de toda la semana y selecciona recetas que aguanten bien

Planificar el menú es tan bueno para los que comen de táper como para los que no. Si quieres asegurarte una dieta sana y equilibrada es mejor dedicar un día a la semana para planificar el menú. Por ejemplo, puedes aprovechar la tarde del viernes para planificar el menú y elaborar la lista de la compra para el sábado.

De esta manera también ahorrarás tiempo, puedes preparar todos los platos el fin de semana y durante el resto de los días ir sacando de la nevera o el congelador lo que toque. Por otro lado, opta por recetas que aguantan bien como cremas, guisos, pasta o verduras frescas y olvídate de los rebozados, fritos o productos con huevo.


3. Introduce raciones adecuadas

Puede que medir la cantidad de comida que necesitas a diario en un táper no sea lo más adecuado. Si aún no tienes cogida la medida al táper, antes de introducir la comida sírvela en un plato y mira si es la ración que comerías habitualmente. ¡Las medidas de los táper engañan más de lo que pensamos!


4. Hazlos atractivos y aliña al final

Que comemos con los ojos no es una tontería y el táper no es lo más atractivo que se diga. Si dedicamos unos minutos a darles color podemos disfrutar de una comida más creativas: utilizar especias nuevas, dar forma al pan o ordenar los alimentos por colores son algunas ideas. Además, recuerda que es mejor llevar el aliño a parte y echarlo cuando vayamos a consumir la comida ya que para algunos alimentos, el hecho de aliñarlos antes de comer garantiza una frescura óptima, como por ejemplo con las ensaladas que contengan hojas verdes. La lechuga y todas las hojas de la familia tienden a mojarse y pocharse si se aliñan con anterioridad.


5. No te olvides de la fruta

Y por último y no menos importante... fruta. El táper nos permite llevar la fruta pelada y cortada, así que diremos adiós a la pereza. Tómala a media mañana para matar el gusanillo o antes de comer para ir saciando el estómago. A media tarde puedes optar por una macedonia o un zumo fresco.

Fuente: hogarútil
Imágenes: Google

Comentarios