Estilos de dormitorio

El estilo de cada persona se traduce por norma general en la decoración del hogar dando hincapié en el dormitorio principal, donde el estilo de la decoración de este espacio suele ser íntegramente definido por un tipo concreto.
Desde el estilo renacentista al pop-art , todo tiene cabida. La moda va y viene, tanto en el mundo téxtil como en la decoración de espacios del hogar, pero el regreso de algunas tendencias del pasado están cada vez más presentes.
Hoy vamos a ver cuáles son las tendencias y los estilos más utilizados así como los diferentes tipos de ambientación de un dormitorio.

Romántico/ Chic o Shabby Chic:

Los colores suaves, las texturas delicadas, estampados y los accesorios hechos a mano son los principales encantos de este estilo.


Destaca por la utilización de muebles antiguos, pero a la vez actualizados, se trata de darles un toque envejecido, pero nunca gastado ni viejo. Se apoya principalmente en accesorios y muebles. Lámparas y arañas antiguas patinadas, con caireles y un toque romántico.Muebles antiguos pintados o patinados, combinados con telas actuales y muebles modernos. Tapizados, almohadones y cortinas con flores.

Lady Retro:


La elegancia característica de los años 50
 saca su lado más femenino y se alía al “black & white”.
Destaca el mobiliario negro y ropa de cama en blanco puro y un claro toque femenino.

Minimalista:

Es el estilo actual por derecho. Se establece a partir de líneas puras en el diseño de los muebles, a la vez que apuesta por figuras geométricas básicas y colores neutros. Todo ello con la finalidad de crear ambientes serenos, uniformes y que transmitan bienestar. Surge de la necesidad de renovación frente a estilos recargados propios de los 80. Se crean ambientes despojados de objetos innecesarios, por lo que son ambientes que aportan tranquilidad y paz. Son ambientes innovadores en las formas. Juega para conseguir la armonía deseada con iluminaciones muy cuidadas. En cuanto a los colores que utiliza se decanta por los blancos, crudos, tostados, en contraste con los negros.


Se dejan de lado los motivos florales y las telas bordadas. Los muebles se realizan con maderas nobles como la haya, el peral o el cerezo.
El resto de la decoración se centra en las cortinas realizadas generalmente en tejidos naturales apostando por los modelos romanos o roller.

Rústico:

Predominan en este estilo las maderas más nobles, pero con un tratamiento prácticamente nulo. El uso de la madera se aplica a todos los elementos del hogar, desde los muebles más esenciales a paredes y suelos. 


Para los complementos suele optarse en todo momento por telas bastas como las de saco o linos siempre optando por colores en tonalidades neutras y colores beige.
Los muebles suelen tener acabados macizos y ser muy robustos dejando de lado la sofisticación y las líneas rectas.

Clásico:

Apuesta por ambiente en los que predominan los colores cálidos y acogedores. Suelen estar recargados con elementos muy elaborados que se basan en colores fuertes como el rojo, el verde botella o los marrones. 


En cuanto a estampados predominan los acabados en rayas, motivos florales y frutales.
Los muebles están compuestos por maderas nobles entre las que destaca el nogal y el roble.


Kitsch o Pop-art :

Sin duda uno de los estilos más llamativos y atrevidos del momento que combina colores estridentes como el verde manzana, el rosa chicle o el azul eléctrico con elementos antiestéticos y chillones. Las texturas que utiliza para enfatizar el estilo y realizar mezclas son el papel, el cristal, el plástico, la pieles y sobretodo los elementos sintéticos.


Entre los muebles que lo componen predominan objetos tan estrafalarios como las lámparas de lava, muebles con formas geométricas y sofás recubiertos por almohadones de pelo y cortinas de caireles.

Oriental o exótico:

Todo lo que envuelve a este estilo está envuelto por un aroma de serenidad, calma, equilibrio y belleza. Todos los elementos que lo componen como colores, objetos, murales y adornos remiten en todo momento a este tipo de sabiduría. Generalmente tienden hacia la combinación de texturas como son las piedras, la madera o el papel en contraste con el agua con fuentes, las velas y los inciensos. Todo ello sin dejar de lado nunca la presencia de la naturaleza que se establece a través de las piedras, el agua y las flores.


Dentro de esta tendencia también destaca la decoración enfatizada a otras culturas como la africana. La utilización de motivos del África, es parte de una tendencia mundial en la decoración que representa una revaloración del estilo étnico. Accesorios para la sala, figuras decorativas de animales salvajes o muebles forrados en pieles, sorprenden a algunos y cautivan a otros.
Suelen destacar los colores de la tierra, los rojos, ocres y amarillos, tejidos naturales como el lino o el algodón; todo lo que evoque a la tierra y a la madre naturaleza.

Zen:
El estilo Zen es una tendencia decorativa que forma parte del estilo oriental, pero es un estilo mucho más simple y sencillo.

Busca la armonía. Para conseguirla se ciñe al uso de colores claros, tonalidades neutras, objetos de bambú, telas rústicas, cascadas.

Contemporáneo:

La palabra en sí significa " en su tiempo". Por lo que la primera característica es la de una arquitectura actual.
Este estilo aprovecha lo más innovador en diseño, materiales y tecnología, y ofrece una gran libertad de diseñar, lejos de las restricciones de algunos otros estilos es quizás el más flexible a la hora de decorar.


En este estilo se combinan diferentes estilos creando un ambiente ecléctico que nunca pasa de moda y se puede ir cambiando según el tiempo y la estación.
 
Moderno/Urbano:

Es un término muy amplio que se caracteriza por la simplificación de las formas y ausencia de ornamento.
Resulta ser altamente racionalista, depurado y con el uso de materiales disimulados. Sin adornos, sin elementos superfluos y con un excelente aprovechamiento de la luz dando una sensación de libertad para la sensación de la mirada y el desplazamiento de movimientos.


El estilo moderno conjunta varias tendencias y expresiones estéticas dentro del arte como el cubismo, el expresionismo, el futurismo y otros.

Californiano:

Forma parte de la imagen urbana de nuestra ciudad.
Los muebles de estilo clásico son bienvenidos en este estilo. Los tapices en tonos ocres con temas florales o las combinaciones de estampados y la integración de muebles más actuales son las señas características de este estilo. 


Es un estilo que derrocha elegancia y donde todos los elementos son de gran calidad y belleza. La madera juega un papel importante y suele tener un cierto estilo neocolonial español. 

Colonial:

El estilo colonial no pasa de moda. En este estilo el elemento fundamental es la madera de teka o caoba, el hierro forjado y las alfombras, naturales o sintéticas con cuero o mimbre.
Convierte un espacio en un lugar de ambiente cálido, sencillo y confortable .


Es la mezcla de culturas de diferentes países como Francia, Inglaterra, España y algunos países de latino América. Los colores característicos de este estilo son el blanco, el beige y verdes no muy brillantes entre otros. Las formas simples y artesanales hacen referencia de este estilo, destacando detalles como bordados, lino, yute, seda, estampados florales, doseles y elementos autóctonos. En él se incluyen elementos elaborados a base de forja o mimbre que le dan una destacada personalidad. 

Lounge:

Los detalles que hacen que un espacio adquiera el estilo lounge se centran básicamente en el mobiliario y en la iluminación.


El ambiente de este estilo de decoración es en su totalidad difuso y cálido en el que no se prescinden de las lámparas . Los colores que predominan son el lila, el rojo y el azul mediterráneo, además del verde que otorgan las plantas, en este caso normalmente palmeras y bambú. Es común mezclar este estilo con el estilo hindú, el africano o inclinarse a algo más cosmopolita. 


Fuentes: Elle - Dormitorios.blogspot - Youtube
Imágenes: Google

Comentarios