Un lugar en tu hogar

En una casa siempre hay un lugar que resulta ser el preferido de quien habita en ella. En ocasiones son habitaciones  que el dueño/a a decorado por sí mismo dándole un toque especial y personal, otras veces la estructura de la misma invita a ser especial.
Hoy veremos espacios que por sus diseños y ambientación se convierten en espacios en los que te quedarías indefinidamente. Evidentemente lo que vamos a ver a continuación requiere una inversión y un espacio considerable pero no obstante también nos puede servir de inspiración para realizar un espacio de lo más personal, un rincón en tu casa para relajarte, disfrutar, almacenar...

Exterior:

Si disponemos de espacios exteriores y vivimos en un chalet, casa o apartamento en el que el jardín te permita reservar un rincón para descansar, decorar o utilizar de la manera que más te guste, una de las posibilidades, además de los rincones Zen, bonitos espacios de área de descanso y demás, puede ser una ducha que te transporte a un lugar muy lejano cerca de tu piscina o jardín que disfrutarás los días de verano.



Asimismo, si el espacio te lo permite, una casita en el jardín puede convertirse en un lugar donde no sólo los niños sueñen y disfruten del tiempo libre y la buena climatología.


Interior:

Desde los rincones más pequeños hasta los más grandes se pueden transformar de un espacio a dos, el interior de tu hogar puede convertirse en algo completamente distinto.


Aprovechar los rincones de escaleras es una buena opción que permite ubicar en pequeños espacios áreas de descanso-lectura y/o almacenamiento, pequeñas bibliotecas e incluso aseos.





Cuando una habitación es demasiado pequeña como para acomodar en ella un dormitorio, una pequeña obra puede ocultar un gran secreto y convertir así un espacio reducido en un lugar ideal oculto a la vista, un pequeño secreto donde nadie puede encontrarte... o sí.


Y hablando de lugares pequeños.
Habitualmente ocurre que nuestro domicilio no dispone de suficiente espacio para almacenar todo lo que tenemos, las camas que disponen de espacio en su interior son buenas opciones para ello y obviamente hay armarios que se adaptan a casi cualquier espacio pero... qué tal si en lugar de utilizar el mobiliario común hacemos uno dedicado expresamente para almacenar todo aquello que no tiene lugar ?
Eso sí, para este caso son necesarios techos altos y una buena ubicación de los muebles, ya que a la hora de disponer de algún elemento oculto en esta tarima, será necesario mover aquellos muebles que lo impidan.


Y por último pero no menos especial, decoraciones no habituales que en este caso quizás sí requieran de una inversión considerable, tanto económica como temporal.
Hablamos de habitaciones convertidas en espacios de juegos, literalmente.


Imágenes: Google.

Comentarios