Friburgo, Alemania

Se acerca Semana Santa y con ello los pensamientos de hacer alguna escapada los días que tenemos de descanso. En ACMN nos gusta buscar lugares curiosos, originales y fascinantes donde poder viajar por pocos días y disfrutar de una experiencia única y memorable. Por eso hoy viajamos a Friburgo, una animada ciudad universitaria de unos 200.000 situada en el extremo occidental de la Selva Negra. Se dice que es la ciudad más cálida de Alemania, además de tener la reputación de ser una de las ciudades más hospitalarias. 


¿ Te animas ?

Friburgo no es solo un destino turístico, sino que es el acceso más práctico hacia la Selva Negra, que comienza aquí. Desde Friburgo puedes desplazarte fácilmente en tren, coche o bus hasta los pueblos y los senderos de la Alta Selva Negra y otras bellas zonas.


El casco antiguo junto a la catedral con los famosos Bächle (pequeños canales de agua que atraviesan la ciudad) y las energías renovables son el motivo de ser destino de unos tres millones de visitantes anualmente.
Aquí encontraremos el gótico de forma especial en la torre de la Catedral, una de las más interesantes del medievo alemán. Se afirma que esta es la torre más bella de la cristiandad, y que su catedral es la única de Alemania construida íntegramente en el medievo.
Pero no sólo encontramos encanto en la Catedral, en la plaza de la catedral ( Münsterplatz ), por ejemplo, hay más encantos y edificios singulares :


No faltan los puestos de venta de salchichas, todo un clásico alemán. Pasear por la plaza es un placer, en medio del bullicio y de los olores a flores, madera, ceras y a salchichas a la plancha. 


También encontraremos el palacio arzobispal, construido en 1756. Se trata de una edificación colorista de elegante balconada de forja. La Kaufhaus, edificio de finanzas y comercio del siglo XVI y la Wentzinger Haus, edificio que mandó construir el artista local Cristian Wentzinger en 1761 con el museo de historia de la ciudad.
No sólo el centro de Friburgo tiene encanto y lugares que enamoran, La Rathausplatz de Friburgo tiene los edificios municipales. Se trata de varias construcciones del siglo XVI unidas en 1901 por un cuerpo central con arcadas. En el pintoresco Schneckenvorstadt (antiguo suburbio) de Friburgo encontramos también el museo más rico de la ciudad, con obras que fueron destinadas a conventos del entorno del Rin y por supuesto, como ya hemos comentado antes,  el denso bosque que marca la vinculación del territorio a la Selva Negra. 


Desde el entorno de la puerta de Suavia se puede iniciar una ascensión hacia el monte desde donde podremos disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad. También funciona una telecabina que se toma en el Stadgarten.

Buen viaje!

Fuente principal: Guiarte
Imágenes: Tripadvisor, Google

Comentarios