Macarons

Hoy aprenderemos cómo hacer macarons, ese típico dulce francés que cada día más lo podemos ver y encontrar en muchos lugares de nuestras ciudades españolas.
Mostramos cómo hacer el macaron de chocolate por ser uno de los más clásicos sabores, pero podemos prepararlo de limón, de fresa, de canela, de menta, nata, rellenos de crema pastelera, etc… permite una gran variedad de sabores y colores y la base es siempre la misma.

Ingredientes ( 4-6 pax ):
  • 3 claras de huevo
  • 45 gr de azúcar blanco
  • 90 gr de almendra molida
  • 170 gr de azúcar glacé
  • 10 gr de cacao en polvo

Para el relleno de los macarons:
  • 150 ml de nata líquida
  • 140 gr de chocolate de cobertura
También podemos rellenarlos de chocolate para untar ( tipo Nutella ) si lo preferimos.

Elaboración de las galletas

Antes de comenzar, pasa por un tamiz o colador las almendras, que han de estar muy molidas, el azúcar glacé y el cacao en polvo. Seguidamente mézclalos.
Por otro lado, monta las claras de huevo a punto de nieve añadiendo poco a poco el azúcar blanco. Bate con las varillas hasta que la preparación esté muy firme, puedes comprobar que está en su punto justo girando ligeramente el recipiente y viendo que el contenido no se cae.
Incorpora a las claras la mezcla de almendras, aunando de abajo arriba y con suavidad. Verás cómo las claras a punto de nieve pierden firmeza y la mezcla presenta un aspecto ligero y liso. Rellena con esta mezcla una manga pastelera con boquilla redonda y lisa.
Es conveniente que las galletas de los macarons tengan un tamaño similar; para conseguirlo, puedes dibujar círculos sobre un papel de hornear con un molde redondo de 3 a 5 cm. Rellena esos círculos con la pasta de la manga pastelera y deja que reposen a temperatura ambiente, durante 30 minutos.
Precalienta el horno a 120º y hornea las galletas entre 15 y 20 minutos.

Elaboración del relleno

Pon la nata líquida al fuego y cuando esté a punto de hervir añade el chocolate troceado. Retira del fuego, deja reposar unos minutos y mézclalo.
Cuando enfríe la crema de chocolate úntala en la mitad de una de las galletas y coloca otra galleta encima a modo de sándwich. Deja que tus macarons de chocolate reposen unas horas en el frigorífico antes de consumirlos.
Fuente: La Vida Sabe Mejor
Imágenes: epicureanmom.com

Comentarios