5 Plantas aromáticas para tener en casa

Las plantas aromáticas son muy utilizadas en la cocina y como ambientadores en ciertos lugares del hogar, al ser en su mayoría plantas tipo arbusto permiten ser cultivadas en macetas y también en jardines, pero precisamente de tenerlas en casa hablaremos hoy, he aquí las 5 plantas aromáticas más recomendables y fáciles de mantener en casa.

En el primer puesto encontramos el Tomillo, al que darás mucho uso en la cocina.


Necesita mucho sol y crece bien en todo tipo de suelos. Además, es bastante resistente a la sequía por lo que si olvidas regarlo habitualmente tiene buena resistencia. Es conveniente no abonar con fertilizantes ricos en minerales o en nitrógeno porque disminuye su resistencia a las heladas en el caso de que optemos por plantarlo en espacios exteriores.

La salvia


La salvia común no es una planta nada exigente. Tenemos que regarla durante el verano y manterla compacta podándola a finales de la primavera. A la salvia no le gustan los inviernos húmedos, coloca las macetas a cubierto. Abona la salvia anualmente con un fertilizante granulado.

Menta chocolate.

La menta chocolate es una planta muy invasiva, por lo que tendremos que tener cuidado con no plantarla cerca de otras o en maceta compartida. En este blog hablamos de la menta y las variedades que podemos encontrar actualmente en el mercado ( aquí ) . El cultivo de la menta es fácil. Tenla en un rincón soleado o con sombra parcial y riégala bien, máxime cuando el clima es seco y caluroso. Quita algunas hojas de vez en cuando para estimular el crecimiento de nuevos brotes.

Hierbabuena


Otra variedad de menta que muestra el mismo problema que la menta chocolate. Por ello, tenemos que evitar plantarla cerca o junto a otras plantas en las mismas macetas para que no termine asfixiando las otras raíces. Sol y buen riego son las necesidades básicas de la planta.

Y por último encontramos el Romero.


La ventaja de esta planta básica de la cocina es que, además de resistente, podemos cosecharla durante todo el año. Se puede cultivar a partir de las semillas, aunque el resultado de las semillas de cultivo es un tanto incierto y es mejor multiplicarla por esquejes de tallo semiherbáceo.

Fuente : Hogar Útil.
Imágenes: Google

Comentarios