¿ Qué molde es mejor para hacer cupcakes ?

Muchas veces nos preguntamos si el molde que hemos escogido es el adecuado para realizar el postre que tenemos en mente, compramos un molde de silicona por que son los que más encontramos y a menos precio, además para repostería casera es la que más predomina en los comercios, llama la atención e incluso hay más variedad de formas y colores, otras veces optamos por los metálicos e incluso los de ambos materiales y en ocasiones ni uno ni otro nos acaba de convencer.


Hoy veremos cuáles son las ventajas y los inconvenientes de cada uno de ellos con el fin de poder elegir un molde que no nos pase factura y nos estropee el postre, sobre todo para aquellas personas que están empezando en esto de hacer cupcakes, ya que elegir un molde adecuado te salva de muchos fracasos.
Por otra parte, hay que comentar que cada repostero tiene sus experiencias y quizás un molde que a uno le va bien al otro no le guste, así que éstos que veremos son términos generales.

En primer lugar tenemos los moldes mixtos, mitad metal mitad silicona.



Ventajas:
- Permite desmoldar más rápido y fácil ya que la silicona no se calienta tanto como el acero.  
- La estructura rígida hace que sea muy fácil meterlos y sacarlos del horno, darle la vuelta, etc. 

Inconvenientes:
- Precio (en comparación con otros moldes y su utilidad)
- El reducido número de cupcakes que se puede hacer de una vez (6 unidades de cupcakes).

Precio: 7,5 € (aprox.)

Opinión General: No compensa comprar este tipo de moldes. El precio es más elevado y las ventajas son pocas y prescindibles.

Las bandejas de Acero Inox.



Ventajas: 
- La estructura rígida hace que sea muy fácil meterlos y sacarlos del horno, darle la vuelta, etc.


- No se deforma ni el molde ni el contenido
- Bastante cantidad de cupcakes con cada horneada (12 unidades de cupcakes).
- Precio

Inconvenientes:
- Se tarda más en desmoldar ya que el acero se enfría más lentamente.

Precio: 8€ (aprox.)

Opinión General: Son los preferidos, ya que el único inconveniente que tiene es que hace perder, como mucho, 5 minutos para poder desmoldar y que esté frío.



Y por último, los moldes individuales y bandejas de silicona .


A modo de papelito de magdalena éstos suelen ser fundas en el que al igual que al resto se le incorpora el papel de forma individual y se hornea, además, este tipo de moldes suelen ser de colores llamativos y suelen agradar mucho a la vista.


Ventajas:
- Se enfrían rápidamente.
- Permite hornear de una vez muchísima más cantidad de cupcakes.

Inconvenientes:
- Es fácil que durante el horneado se deformen los moldes y, por lo tanto, los cupcakes.  
- Si la silicona es bastante blanda pueden acabar deformándose con el tiempo.


- Al ser un material blando es más difícil sacar y meter del horno ya que se puede doblar por el peso de los cupcakes.

Precio: 4€ (aprox. 24 unidades de mini cupcakes)

Opinión General: No recomendables... Es preferible perder un poco más de tiempo en desmoldar o tener que hornear dos veces con un molde rígido de acero, pero sabemos que quedarán con una forma perfecta y no sufriremos ningún percance!


Notas: En general, todos los moldes para repostería son mejores en metal ya que a pesar de que tarda más en enfriar permite un moldeado casi perfecto, no se de forman y no se ponen feos con el tiempo y el calor, son más fáciles incluso de limpiar y duran mucho más tiempo.


Fuente principal: Tu medio cupcake

Comentarios