Krokodil, la droga que se come la carne humana

Krokodil es la droga casera que se inyectan miles de toxicómanos rusos y se la conoce como ‘cocodrilo’. Es creada a partir de ingredientes altamente tóxicos que hacen que la piel se vuelva escamosa y luego literalmente se cae a pedazos. 

Esta poderosa droga desomorfina, es un opiáceo sintético muchas veces más poderoso que la heroína creado a través de pastillas para el dolor de cabeza, yodo, tiner y alcohol.

Los componentes son derretidos para llevarla a un estado líquido y como se hace con la heroína pero su poder destructivo es tres veces más letal.

Por esta razón lo peor de esta sustancia no es su poder destructivo si no el adictivo, que es más alto que la de cualquier droga existente; además de ser mucho más económica por lo que se ha convertido en una de las favoritas de los jóvenes rusos. 
Krokodil convierte a los consumidores en zombies a los que el cuerpo comienza a pudrirse por los efectos letales de la droga. 
La heroína caníbal, como también le llaman, se fabrica en casa y es una mezcla de codeína, gasolina o petróleo, además de una sustancia conocida como desomorfina, derivada de la morfina pero hasta 10 veces más potente. 
Este brebaje se 'cocina' y se inyecta en vena. Los resultados, advierten los médicos es catastrófico, según ha publicado el Daily Mail. 
El uso frecuente y extensivo en el tiempo de Krokodil, (cocodrilo en ruso), provoca que los vasos sanguíneos exploten , dejando la piel de un color verdoso y con una textura escamosa. Los adictos sufren finalmente gangrena y su carne comienza a pudrirse, lo mismo pasa con los huesos. 

En Rusia, unas 30.000 personas mueren a causa de los efectos de esta droga cada año. Las autoridades, sin embargo, estiman que cerca de un cuarto de millón de personas en el país están enganchadas a este veneno.

El efecto de la heroína dura varias horas, mientras que el viaje de krokodil dura entre 90 minutos y 2 horas y el proceso de “cocina” dura al menos media hora, así que ser un adicto de esta sustancia es un trabajo de tiempo completo. Dejar la sustancia tarda un mes o más la desintoxicación de la heroína dura típica mente solo una semana.

Se calcula que existen 2 millones de adictos a la heroína en Rusia, el país que más heroinómanos tiene en el mundo; 100 mil de ellos son adictos a la desomorfina.

Pedimos disculpas si no encuentran en este artículo ninguna foto en referencia a esta sustancia, debido a lo tremendamente horribles que son hemos decidido no incluir ninguna.
Si lo deseas puedes buscarlas en Google.

Comentarios