Kakebo: ahora sí que ahorrarás

Ahorrar no es fácil y menos cuando la economía no acompaña.
Hoy descubrimos Kakebo, un libro-agenda que nos ayuda a ahorrar de forma efectiva y que viene del Japón y que, en ACMN no nos soprende, estos japoneses se las saben todas, tanto que Kakebo está temporalmente agotado online.

La palabra kakebo proviene del japonés, y la suma de los tres caracteres con los que se escribe significa literalmente «libro de cuentas para la economía doméstica». Algo en apariencia tan sencillo es un auténtico fenómeno en Japón, donde millones de personas lo utilizan a diario para mantener a raya el gasto familiar y administrar hasta el último céntimo que sale y entra de casa.


Su popularidad es tal que cada año se lanzan infinidad de modelos adaptados a todo tipo de público, desde familias numerosas o parejas sin hijos hasta personas solteras e incluso adolescentes. Tanto si eres de letras como de ciencias, el kakebo es la herramienta por excelencia y la más sencilla para organizar tus cuentas domésticas, fácilmente adaptable a cada tipo de persona, con espacios para personalizarlo en función de tu rutina de consumo, ahorro y estilo de vida.

Pon la cuentas claras cada principio de mes: resta a tus ingresos los gastos fijos y ten claro cuánto te queda en el monedero para ir tirando, márcate un objetivo de ahorro y empieza con buen pie. A medida que avancen las semanas, apunta en el diario de gastos todas tus compras, organizadas en cuatro categorías: supervivencia, ocio y vicio, cultura y extras. A final de mes, suma tu gastos semanales para obtener el total de gasto mensual y calcula cuánto has conseguido ahorrar.
También podrás poner a examen tus progresos a través de cuestionarios, resumir el año en gráficos lineales y de porciones de ingresos y gastos, anotar tus trucos de ahorro...


El kakebo viene de Japón y es un híbrido entre agenda y libreta de cuentas. Se dice que Tomoko Hina, primera mujer periodista japonesa, fue quien a principios del siglo XX ideó el primer kakebo para ordenar y registrar el gasto doméstico. Las amas de casa lo adoptaron para organizar la economía familiar y administrar óptimamente los recursos. 
Detrás de kakebo hay una filosofía de reflexión sobre el consumo, un intento de darle valor a las cosas que lo tienen y ser capaz de señalar el resto. También promueve la costumbre de compartir e incluye un esquema que ayuda a tomar decisiones a la hora de hacer un gasto señalando entre los factores importantes la posibilidad de que el producto adquirido pueda compartirse.
Por primera vez aquí el ejercicio de 2014 contará con el Kakebo, libro de cuentas para el ahorro doméstico, publicado por Blackie Books (17,90 euros)( Agotado temporalmente ).


Fuente: Smoda

Comentarios