Taza o Pastelito?

El postre de hoy es un tanto complicado de hacer, hay que tener maña y estar acostumbrado a realizar este tipo de trabajos de repostería, pero no pierdas la paciencia, intentarlo varias veces hará que al final te salga perfecto!


Para realizar la base de estos cupcakes podemos utilizar la receta básica de cupcakes o comprar los que encontramos en los supermercados que ya vienen preparados para mezclar y hornear como los de Dr. Oetker, Royal, etc, en este caso la receta está adaptada al español con lo que los ingredientes que se utilizaron son extranjeros, por este motivo intentaremos recaudar ingredientes que podamos encontrar en España fácilmente. Hoy en día y dado que están muy de moda ya son varios los packs que podemos encontrar en los supermercados que nos facilitan la tarea, cupcakes preparados, fondant, frosting...así que no te preocupes si no sabes hacerlo o no tienes los ingredientes necesarios.



En este caso la receta lleva en el fondo una base de galletas que previamente introducen en el molde para cupcakes, rellenan de la masa para cupcakes hasta la mitad, añaden crema, nubes o lo que prefiramos como sorpresa, rellenan de nuevo y hornean, así que si no tenemos disponibles en tiendas este tipo de mezclas podemos hacerlas nosotras mismas machacando galletas como cuando hacemos tartas con base de galleta.


Una vez tengamos los cupcakes horneados, obtendremos los cupcakes con base de galleta y será hora de empezar con el decorado, lo más complicado quizás.



Debemos desmoldar del papel cada cupcake y untar por los bordes con crema de mantequilla, mermelada o lo que más nos guste, habiendo realizado previamente la masa que lo recubrirá y se pegará en él, el fondant, que también podemos comprar hecho o realizarlo nosotras mismas en casa como ya explicamos en recetas anteriores


En este caso la estiraremos y haremos tiras anchas lo suficientemente anchas como para cubrir el cupcake y dejarle un borde de aprox. 2cm para posteriormente rellenar de chocolate y crear la apariencia de taza, puedes guiarte por las imágenes si no lo entiendes bien. Finalmente con el fondant sobrante haremos las asas de la taza y las pegaremos a la base, el fondant se engancha bien con cualquier crema e incluso con agua. Cuando tengamos la forma de la taza la perfilaremos con ayuda de un cepillito o los dedos mojados en agua para afinar las aristas de la taza.



Para recubrir por encima el cupcake y darle aspecto de taza de chocolate caliente, lo rellenaremos con chocolate a la taza frío, es decir, chocolate previamente hecho y enfriado.

Esta receta puede dar mucho lugar a la imaginación ya que los cupcakes pueden ser como más os gusten y se pueden variar las recetas e incluso si lo preferimos podemos realizar tazas de diferentes colores, cada uno a su gusto.

Espero que os haya gustado!

Receta adaptada de Tablespoon.

Comentarios