Mascotas Felinas, las bellas durmientes


Seguramente aquellos que tenéis gatos alguna vez habréis pensado " quien fuera gato para dormir tanto ", quizás los que tenéis perros también, pero de hecho en el caso de los felinos tiene un fundamento evolutivo detrás que lo respalda. En efecto, los mininos son muy dormilones, pero… 

¿Por qué duermen tanto los gatos?

Es muy probable que vuestra respuesta sea: No tiene nada más que hacer, se pone a dormir. Es así?

Los expertos declaran que el hecho de que un gato se pase una gran parte de las horas del día durmiendo se debe a motivos genético-evolutivos. Los gatos en su instinto se sienten predadores eficaces ( y lo son ), por lo tanto desde un punto de vista evolutivo y de la supervivencia no les hace falta mucho más que unas pocas horas al día para atrapar a su presa y alimentarse, de tal modo que podríamos considerar que el resto del tiempo el gato lo entiende como ocio o tiempo libre en su dimensión de animal ¿y que hace? duerme.

Los gatos no necesitan salir a pasear todos los días como por ejemplo sí ocurre con un perro, de este modo se convierten en una de las mascotas más sedentarias en nuestros hogares, una característica que lo hace un animal estupendo para aquellas personas que no disponen de demasiado tiempo. De este modo los mininos también se han acostumbrado a vivir en una burbuja de cristal dentro de nuestro hogar y eso a su vez contribuye a que de media pasen un 70% del día durmiendo.
Si bien es cierto que un cierto sedentarismo es una característica inherente al gato no todos presentan el mismo grado, hay gatos muchos más inquietos como por ejemplo el gato Abisinio, conocido por ser de los más activos, juguetones y alegres y una de las razas más populares del mundo.


Son extrovertidos, de carácter fuerte y sumamente inteligentes. No se quedan demasiado en un solo lugar ya que siempre están interesados en explorar y jugar. Son muy populares entre el público y los criadores aunque a veces pueden ser tímidos en público. Tienen voces silenciosas y muy agradables tendiendo a maullar poco.

Por otra parte, hay gatos que tienden a ser mucho más sedentarios, como por ejemplo los Ragdoll, que se caracterizan por su extrema docilidad. Son, posiblemente, la raza felina que más dependiente se hace de sus dueños


Le encanta recibir mimos y atenciones, y casi ni reacciona al peligro, por lo que sus reacciones agresivas son nulas. Es un gato casero y apegado, no apto para la vida en el exterior. Es muy inteligente, y su nombre es muy curioso: significa "muñeca de trapo", y hace referencia a la extraña manera que tienen de relajar sus músculos del todo cuando se les coge en brazos.

Un buen consejo es que a la hora de tener un gato estudies un poco cúal es el carácter general de la raza para tratar que vuestro nuevo compañero y tú os adaptéis lo mejor posible.

No obstante tener en cuenta que los patrones de conducta en razas son sólo referencias, después cada animal en particular puede tender más a un tipo de personalidad u otro, igual pasa con el resto de mascotas, perros, pájaros, etc.

Fuente principal: Animalfiel

Comentarios