Los hidratos de carbono NO engordan

Tendemos a pensar que los hidratos de carbono no son recomendables para aquellas personas que pretenden adelgazar y en realidad no es así:

La pasta, por ejemplo, siempre ha presentado muchas dudas a la hora de si pueden formar parte o no, de una dieta que busca perder peso. Y lo cierto es que si, no sólo no engorda si se consumen cantidades medias sino que, además, la comida a base de hidratos de carbono hace adelgazar mejor que una dieta basada en productos de origen animal, al margen de su preparación.
Además, numerosos nutricionistas italianos aconsejan a sus pacientes con sobrepeso u obesidad, un plato de espaguetis (una buena fuente de hidratos de carbono) para adelgazar y recuperar la agilidad muscular.

Se conoce que los países que tienen más alto consumo de pasta (como Italia presentan menos problemas de colesteroles y menos trastornos coronarios, pero además se ha demostrado que un buen plato de pasta (reduciéndose a la pasta en sí y al tomate o aceite de oliva como aliño) ayuda a reducir el peso, el colesterol, los cálculos renales, rejuvenecen el corazón y además alargan la vida.
La pasta no engorda porque una ración de 100 gramos de pasta sola (que es abundante) contiene una cantidad inferior al gramo de grasa, por tanto como prácticamente no contiene grasa, no puede producirla. Por otra parte, respeto a los hidratos de carbono, un plato de 100 gramos de pasta contiene un máximo de 72 gramos de hidratos de carbono, cantidad que representa menos de un cuarto de las necesidades que se necesitan diariamente de hidratos de carbono.
Pero todo tiene su excepción, es cierto que realmente todo exceso de alimento engorda, ya que los nutrientes (proteínas,grasas o hidratos de carbono en exceso) que nuestro cuerpo ya no necesita (los nutrientes sobrantes) se transforman en grasas. Por tanto, para que los hidratos de carbono se transformen en grasa, la cantidad de ingesta de estos ha de ser realmente excesiva, y en el caso del pan, de las pastas o de cualquier producto cereal, es muy difícil excederse con los hidratos de carbono, así como en las dietas omnívoras, es muy fácil excederse en proteínas y grasas debido a la ingesta de productos de origen animal.

Así que hay que recalcar que debido a su alto contenido en gluten y fibra, los hidratos de carbono tienden a saciar rápidamente. Es de fácil digestión pero de lenta asimilación, por lo que retrasa el deseo de comer.

Comentarios