El Rosa es tendencia para novias

Buenos días!
Hoy va de novias, hacía tiempo que no hablábamos de ellas.
Ni blanco ni blanco roto, ni variantes del mismo como beis, camel, tostados, colores cava ni nada parecido, ni tan siquiera el azul o el negro y el rojo, el color que se impone como sustitutivo del blanco nupcial es el rosa.


Está claro que no es la primera vez que vemos un vestido de novia en esta tonalidad, los hemos visto de muchos colores, formas, tejidos e incluso estampados, aunque siempre con el predominante y característico color de una novia, el blanco y todas sus vertientes. Esta vez el color es el rosa, el rosa romántico, empolvado, íntimo y personalizado. 

María Barros. Pasarela p/v 2014
Philosophy
Rosa Clarà


Un buen ejemplo de lo que comentamos son estos que vemos aquí abajo, con una estética fuera de lo común, muy dulce, floreada y chic, para aquellas que quieran vestir de corto, encajes y mucho romanticismo y con un toque de color que le presta la elegancia deseada para un día muy especial, una opción muy original que seguramente no guardarás en el armario por los años de los años ó por lo contrario más sencillo, de largo y  vaporoso, con aires bohemios y frescos en el que los reflejos satinados brillan por si solos sin necesidad de excesivos adornos como los que vemos en las fotos superiores, para una novia bohemia y soñadora que decide casarse junto al mar y para ello escoge un etéreo vestido de gasa.


Valentino
Miu Miu

Pero aún con todo esto, el rosa no es nuevo ni algo moderno que saliera hace unos años como tendencia, si nos remontamos en el tiempo para analizar las bodas de tiempos pasados, recordamos que durante la época victoriana, cualquier color exceptuando el negro ( que estaba destinado exclusivamente al luto ) y el rojo ( asociado al libertinaje y con connotaciones negativas ) podía escogerse para confeccionar el vestido de novia, fue la Reina Victoria de Inglaterra, un referente de estilo entonces, la que en 1850 escogió el blanco para su boda, una decisión que posteriormente imitaron el resto de mujeres europeas instaurando el blanco como color predilecto y dotándolo de connotaciones asociadas a la inocencia y la pureza. Ahora las cosas cambian de nuevo y es el rosa el que opta a posicionarse como ganador en el gran día. 
Un color delicado, naif y muy favorecedor, todo hay que decirlo, en el que podremos encontrar al igual que con los colores estrella de hasta ahora un sinfín de posibilidades y estilos, cada uno adaptado al gusto y estilo de cada novia, desde bohemios, vaporosos, cortos, de encajes, con colores y brillos hasta los más clásicos y adornados con el gusto más exquisito para novias muy exigentes.

Oscar de la Renta. Pasarela p/v 2014
Valentino
Maggie Sotero

Así que ya sabéis, si no os convencía el blanco y sus tonalidades clásicas para novias ahora podéis optar por el rosa.

¿ Qué te parece a ti ?
¿ Escogerías el rosa para casarte ?

Comentarios