El lago de las Medusas

Las medusas no son muy queridas por los humanos y muchos otros animales, precisamente por el daño que nos llegan a causar aunque a pesar de ello son seres realmente fascinantes.

A través de La Reserva, una de las páginas webs de las que ACMN es fan incondicional, hemos descubierto el lago de las Medusas, situado 900 kilómetros al este de las Filipinas en la nación de isla de Palaos, cobra vida con los primeros rayos de sol. Aunque en la actualidad está completamente aislado, en el pasado tuvo una salida al mar. Cuando la salida se cerró una gran población de medusas quedaron aisladas dándole al lago un aspecto muy particular.
El lago de las Medusas tiene unos 12.000 años.

Esta estimación de la edad está basada en la profundidad del lago (aproximadamente 30 metros), una estimación del espesor del sedimento (por lo menos 20 metros) y el nivel del mar creciente desde el fin de la última edad de hielo. Hace 12.000 años, el nivel del mar había subido al punto de llenar la cuenca del lago, cuando el nivel del mar bajó, el lago no tuvo conexión con el océano. 
Dos especies de medusas viven en el lago, la medusa Luna (Aurelia sp.) y la medusa Dorada (Mastigias sp.). Estas poseen pequeñas células urticantes, también llamadas nematocistos, que dado su tamaño no tienen ningún efecto sobre la piel humana, de forma que es posible nadar en el lago de forma segura.



Durante la noche las medusas parecen desaparecer del lago, pero en realidad éstas se encuentran a 20 metros de profundidad, lugar en donde se encuentra una "capa" de sulfuro de hidrógeno no apta para el buceo dado que el gas puede ser absorbido a través de la piel.

Curiosidades fantásticas de la naturaleza.

Comentarios