7 lugares de Europa que ver en pocos días

Buenos días!

Ya estamos en otoño y pasaron las vacaciones. Aunque muchas personas empiezan precisamente ahora las suyas y seguramente muchas otras se animan a viajar aunque sean unos días para desconectar de la vuelta al trabajo y el colegio, el tiempo en otoño es uno de los mejores para viajar, es más apetecible y las temperaturas son más suaves y no encontramos aglomeraciones de gente en la mayoría de lugares, ésto invita a visitar ciudades con más tranquilidad, aunque sean unos días. 
Cuando elegimos una escapada solemos pensar que las grandes ciudades son lo idóneo para visitar cuando tienes unos días libres para viajar, tendemos a elegir París, Roma, Milán, Barcelona, Madrid, Londres... y aunque sí es cierto que algunas de ellas se pueden ver en poco tiempo resultan agotadoras y no acabas de verlo todo como quisieras por que tienes que aprovechar el poco tiempo que tienes al máximo y por norma, te quedas con ganas de ver más, con lo que seguramente tendrás que preparar una segunda parte. Otra opción es optar por viajar a lugares más pequeños pero igual o más encantadores que las grandes ciudades más visitadas del mundo, algo que cada vez es más común entre los europeos, algunos eligen el coche como medio de transporte, otros van en tren y otros tantos vuelan.
 Por eso hoy no nos movemos de Europa, vamos a ver 7 destinos europeos dónde viajar y visitar en unos pocos días de puente o fin de semana. 
Toma nota!

1. Marsella


Disfruta de un puente o fin de semana en uno de los hotspots del año: Marsella es la Capital Europea de la Cultura 2013 y, para la ocasión, ha inaugurado un nuevo museo: el MuCEM (Museo de las Civilizaciones Mediterráneas Europeas), situado cerca del Puerto Viejo y con un diseño sorprendente. Visita también La exposición Le Grand Atelier du Midi, un exhaustivo repaso a los movimientos artísticos del siglo XX (hasta el 13 de octubre).

2. Budapest


La capital de Hungría, Budapest, es un destino perfecto para visitar en un fin de semana. En otoño, el clima sigue siendo agradable en esta 'Perla del Danubio', en la que relajarse en aguas termales es más fácil que en ningún otro lugar. Los baños Szécheny son los más populares y están situados en un escenario de lujo: un edificio neobarroco.

3. Amsterdam


Aunque parezca mentira y todos pensemos que Amsterdam es una ciudad enorme y con gran cantidad de gente en sus calles a todas horas, de hecho no lo es. La ciudad de los canales se puede visitar en un fin de semana, además el 2013 es un año de celebración en la ciudad de Amsterdam. En primer lugar, los canales de la ciudad cumplen la nada desdeñable cifra de 400 años, mientras que el famoso museo Van Gogh acaba de reabrir sus puertas tras una exhaustiva remodelación. ¿El alojamiento más especial? El hotel Faralda NDSM, en lo alto de una grúa portuaria, que se inaugura en noviembre.

4. Liubliana


Liubliana , como muchas otras es una de las grandes desconocidas de Europa que vale la pena conocer,  la ciudad balcánica de Liubliana está situada en Eslovenia y constituye una perfecta escapada de pocos días. Su pequeño tamaño (alrededor de 200.000 habitantes) la hace asequible, y su oferta cultural es de lo más interesante. No dejes de visiLos restaurantes populares, conocidos como gostilna, resultan los más indicados para descubrir las especialidades locales. tar sus puentes (el de los dragones es el más espectacular) ni el castillo, que se remonta a la época de los celtas.

5. Oporto


Pegadito al mapa, ese país que tenemos como vecino es uno de los que en pocos días puedes descubrir lugares encantadores , como Oporto.
Lo dice el New York Times: la ciudad de Oporto es uno de los lugares a visitar durante este año. Nuevos locales de restauración 'chic' y hoteles-boutique la han puesto en el punto de mira. Aprovecha para hacer una escapada gastronómica y visita alguna de sus bodegas, como Sandeman o Calém, y alójate en el espectacular hotel The Yeatman, consagrado a la cultura del vino.

6. Riga


Riga, la capital de Letonia, es una ciudad llena de marcha a pesar de estar en pleno Báltico. Además de ser un gran exponente de la arquitectura gótica, la vanguardia fluye en barrios como el de Spīķeri con museos, galerías de arte, tiendas y restaurantes. Los bares y discotecas son numerosos y en ellos la fiesta se alarga hasta el amanecer. Un gran destino a tener en cuenta especialmente desde enero de 2014, cuando se convertirá en Capital Europea de la Cultura.

7.Cracovia


La historia y la cultura sobresalen en la bella ciudad polaca de Cracovia. Es la urbe universitaria por excelencia del país y su casco histórico rodeado de jardines depara innumerables sorpresas al visitante. Muévete en bici o en tranvía y reserva unas horas para visitar las espectaculares minas de sal de Wieliczka, todo un entramado de galerías subterráneas talladas en la roca.

Buen viaje!

Fuente principal: Elle
Imágenes: Google

Comentarios