Sangrado Vaginal estando embarazada

Cuando de un embarazo se trata, lo mejor es ir a la segura y llamar a tu médico ante cualquier sangrado vaginal. Pero mantén la calma, porque aunque algunos sangrados sí requieren atención inmediata, otros son normales y no tienes de qué preocuparte.

Si el sangrado es abundante o sientes dolor intenso en el estómago, espalda o pelvis, dirígete de inmediato a un centro médico o servicio de emergencias. También debes buscar ayuda médica si el sangrado es acompañado de fiebre o tienes un historial de complicaciones en tu embarazo.
Los sangrados leves por lo general no implican una condición grave, pero si las muestras de sangre persisten por más de 24 horas debes consultarle a tu médico.
Sangrados leves normales

Implantación. Al principio del embarazo puedes experimentar un sangrado leve debido a la implantación del óvulo fecundado en tu útero. El sangrado se da aproximadamente dos semanas después de la concepción, alrededor de la fecha en que tendrías tu período menstrual normal.
Manipulación. Un sangrado leve puede también darse por manipulación en tu vagina, ya que más sangre fluye en el área cervical. Esto puede suceder luego de tener relaciones sexuales o un examen vaginal.


Tapón mucoso. Hacia el final del embarazo, a partir de la semana 37, puedes expulsar tu tapón mucoso, que es una tejido que protege tu canal cervical durante tu embarazo. El tapón mucoso puede tener rastros de sangre o ser de tono rosado.
En algunos casos la expulsión del tapón mucoso implica que las contracciones de parto pronto empezarán; en otras ocasiones tendrás que esperar un par de semanas más.
Aunque este tipo de sangrado sea normal, llama a tu médico para que te dé instrucciones. Lo más probable es que quiera examinarte en persona.

Fotografías: Google

Comentarios