Dieta de un embarazo, cuánto peso?


Si bien el embarazo no es momento para tratar de perder peso, tampoco lo es para aumentar en exceso. En realidad, además de asegurarte que tu dieta de embarazo incluya todos los nutrientes necesarios, no requieres hacer mayores cambios a tus hábitos alimenticios.

¿Cuánto peso aumentas en el embarazo?

En total, una mujer promedio puede ganar entre 25 y 35 libras (11,5 a 15,9 kg) a lo largo de su embarazo. El peso aumenta de forma gradual:
  • Primer trimestre – Entre 1 y 5 libras (450 gramos y 2,3 Kg.) total.
  • Segundo y tercer trimestre – una libra (0.45 Kg.) por semana, para un total de 24 libras aproximadamente (10 Kg.)
Ahora, estas recomendaciones son generales, pero pueden variar según tu caso específico. Si empiezas tu embarazo con sobrepeso, tu necesidad de aumento puede ser menor; mientras una mujer con bajo peso inicial requiere subir más. Consúltale a tu médico para que juntos puedan establecer tus necesidades y un plan de acción.
¿Cuántas calorías adicionales necesitas?

Durante el embarazo, no se trata de contar tus calorías, sino de que tus calorías cuenten. Es decir, tu prioridad debe ser comer opciones saludables y cargadas de nutrientes, en lugar de velar solo por las calorías. Esta es la premisa.
Sin embargo, tu cuerpo está utilizando mayor energía para formar y sostener a tu bebé, por lo que debes reponerlas por medio de calorías nutritivas. Tu requisito calórico adicional varía según tu peso y nivel de actividad, pero una mujer promedio puede necesitar:
  • Primer trimestre – 0 a 300 calorías adicionales. Tu dieta no necesita cambiar mucho para incluir 300 calorías.
  • Segundo trimestre – 300 a 350 calorías adicionales. El desayuno es un bueno momento para consumir estas calorías de más. Ahora que estás embarazada, procura tomarte tu tiempo para tener un desayuno completo que te brinde energía a lo largo del día.
  • Tercer trimestre – 350 a 450 calorías adicionales. Puedes darte unos cuantos gustos durante el tercer trimestre, siempre y cuando vigiles el valor nutricional de tus alimentos.
Si haces ejercicio, procura reponer las calorías que pierdes. Y recuerda que los requisitos calóricos varían según tu caso específico, así que asegúrate de hablarlo con tu médico. Y nunca –bajo ninguna circunstancia– intentes bajar de peso durante tu embarazo.

Comentarios