Orange Jack-o'Lanterns

Durante el mes de octubre, sobretodo por las fechas que estamos es casi inevitable encontrar productos dedicados al Halloween, especialmente alimentos y caramelos. En el post de hoy empezamos a dedicar algunos alimentos a su vez decorativos con esta famosa y celebrada fecha.

Si bien la protagonista es la calabaza la imaginación corre por su cuenta y como no a todo el mundo le gusta la calabaza o no se le da muy bien decorarlas aquí va una idea alternativa también de temporada y que seguro que no pasa desapercibida en vuestras mesas.

Naranjas en vez de calabazas, tan simple como sacar la carne con una cuchara, luego tallar los ojos, la nariz y la sonrisa con un cuchillo.
-->
Veamos cómo:

Ingredientes:
  • 4 naranjas de mesa
  • 2 mangos, fruta de la pasión, o sorbete de naranja

Instrucciones

Rebanar el cuarto superior de cada naranja, y reservar para la tapa. Usando una cuchara o cuchillo vaciamos la naranja ( si no consigues vaciarla de ésta forma, también puedes cortar el interior de las naranjas para sacar los gajos más fácilmente ) y reservamos la carne para otro uso, como zumo de naranja fresco, por ejemplo.

Para el recorte de la cara puedes utilizar una plantilla típica de Halloween o diseñar la tuya propia e incluso darle una expresión distinta a cada naranja. Pondremos una cinta de papel en la naranja hueca y recortaremos las características con un cuchillo u otro cuchillo pequeño y afilado sin traspasar la cáscara, así evitaremos que el relleno sobresalga.
Rellenamos cada naranja con sorbete, y la colmamos con la "tapa".

Doblamos alambre floral o lazo-cinta decorativa y la metemos en la parte superior de la naranja para crear zarcillos. ( es recomendable no agujerear la tapa, sólo pincharla y clavar la lazada )

Las pondremos en una bandeja y las mantendremos en el congelador hasta que estén suficientemente heladas, aproximadamente 30 minutos.

Listo!
Ya tenemos un postre de lo más original, delicioso y creativo.

Fuente original: Martha Stewart

Comentarios