Reciclar para decorar

Seguimos con las decoraciones y los DYS ( Do it yourself )

Reciclar cada vez está más presente en la sociedad, no solo en lo que a la separación de la basura se refiere, si no en aprovechar muchos de los objetos que desechamos habitualmente y transformarlos en algo útil o decorativo para nuestro hogar. 
La manualidad de hoy es muy sencilla, decorativa y agradable a la vista, sobretodo si queremos ambientar un espacio con luces que otorguen un poco de mágia.

Si te gustan las fiestas, picnics o reuniones con amigos en el jardín o el patio trasero de su casa, esta es una buena opción. Si el evento ocurre por la noche, tienes la solución perfecta para iluminar el exterior de tu casa. Y lo que es mejor, de una manera sostenible.
--> Los farolillos son muy buena alternativa a las luces habituales, además de dar una sensación más acojedora al espacio que alumbran y están hechos de manera muy simple reciclando materiales muy fáciles de encontrar. Usa tu creatividad y crea grandes diseños iluminado sólo con latas recicladas. Echa un vistazo a los 7 pasos y si te apetece, envia una foto con el resultado o cualquier otro que hayas creado, lo publicaremos en nuestro blog con mucho gusto.

1 - Reunir los materiales, los cuales son:

2 latas (puede ser de cualquier tamaño)

1 martillo

Algunos clavos ( varios tamaños mejor)

Rotuladores en varios colores

Papel, lápices, cinta adhesiva y tijeras

Velas (una buena idea es utilizar las perfumadas)

Una toalla


2 - Limpiar y congelar latas

Como las latas se utilizna, puede haber algún resto del material que contenía, por lo que hay lavar y retirar las etiquetas también completamente. Una vez hecho esto, llenar las latas con agua y congelar. El hielo ayudará a estabilizar las latas y evitará que se encurven cuando golpeemos con el martillo.


3 - Diseño

Decida qué diseño va a hacer. Puedes hacer un dibujo diseñado y luego colocar la lata o si lo prefieres, un dibujo a mano alzada. Esto es para muchos la mejor parte del proyecto, la creación. Así que deja fluir tu imaginación.


4 - Montar el diseño

Use una toalla doblada para evitar que el bote se mueva o pedazos de hielo salgan despedidos. Coloque el clavo para elegir el grosor y golpee con el martillo de 3-4 veces, lo suficiente para atravesar la lata. Repita el proceso para formar el patrón deseado.
 

  
5 - Quite el bloque de hielo

Una opción más sostenible es esperar a que el hielo se derrita. Para ayudar, usted puede dejar su bote detrás de un refrigerador, o cualquier equipo que se caliente.

6 - Agrega un poco de color
 
Este es el momento de utilizar los rotuladores.


7 - Encienda los farolillos!

Ahora sólo tienes que disfrutar con tus amigos y admirar tu nuevo elemento de decoración sostenible. Sólo asegúrese de poner los farolillos reciclables en una superficie resistente al fuego o el calor.


¿ Qué te parecen estos farolillos ?
Anímate y mándanos los tuyos!

Fuente original: Arquitetura Sustentavel

Comentarios