Helado de vainilla a la pimienta rosa

Hablamos muy poco de cómo hacer helados en este blog, sobretodo ahora que estamos en el tiempo. Hay varias maneras de hacer helado, bien podemos hacerlo con yogur, algo que está muy de moda y de lo que sí que hemos hablado anteriormente, además muy sencillo y más cremoso; también podemos hacer los " polos " de hielo, pero hoy os voy a enseñar cómo hacer el tradicional helado de " cuchara "

Este helado tiene un característico muy poco común, la pimienta rosa, dicha pimienta tiene un nombre que da pie al equivoco, pues no pertenece a la familia de la pimienta. En gastronomía se utiliza la pimienta rosa principalmente para decorar los platos más que por sus propiedades aromáticas y gustativas. Para el aroma y el sabor existen muchas otras especias que dan mejores resultados que la pimienta rosa. Aunque se continua utilizando, principalmente en las gastronomías latinoamericanas, en Madagascar y en las cocinas mediterráneas.
De las bayas y de sus hojas, se extrae un aceite que tiene propiedades antibacterianas, antimicrobianas y antifúngicas. Este aceite se utiliza para elaborar pomadas de uso tópico y otros medicamentos para la lucha contra el cáncer de hígado principalmente.
Resumiendo mucho, la pimienta rosa tiene en la actualidad más valor farmacéutico que gastronómico.  

 Ingredientes:

- 1 vaina de vainilla
- 175 gr de leche entera
- 75 gr de nata 35% m.g.
- 10 gr de granos de pimienta rosa
- 75 gr de azúcar
- 3 yemas de huevo

Preparación: Abrimos la vaina de vainilla longitudinalmente y con un cuchillo raspamos el interior, las semillas.
Ponemos en un cazo la leche, la nata, los granos de pimienta rosa-los machacamos un poco- y las semillas de vainilla.
Calentamos a fuego medio.
En un cuenco echamos las yemas de huevo y el azúcar, batimos hasta formar una crema.
Cuando la mezcla del cazo empiece a burbujear, no dejaremos que comience a hervir, vertemos las yemas con el azúcar. Removemos y dejamos unos minutos a fuego lento y sin dejar de remover hasta que espese un poco- no debe llegar a hervir o se cortará-.
Colamos la mezcla y dejamos enfriar.

*Nota: Si lo hacemos con heladera seguiremos las intrucciones. Si lo hacemos manualmente debemos sacar el recipiente del congelador cada cierto tiempo- cada 30′ al principio- para romper los cristales de hielo que se puedan formar y conseguir un helado cremoso y suave.

Fuente: Nutrición Nichese
Unodedos
Imágenes: Unodedos

Comentarios