Tengo una boda... ¿ Qué regalo ?

El quebradero de cabeza número 1 en caso de asistir a una boda es qué regalar a los novios.
Muchas de las ocasiones una boda supone para los invitados un esfuerzo económico inesperado que a muchos de ellos les estropea el mes o quizás unos cuantos, algunos de los invitados optan por ahorrar para dicha fecha y hacer el regalo pertinente y otros menos pudientes se agarran a la opción de detalles más discretos, pero, cuál es el más acertado?

La "regla tácita" pero no escrita, indica que, si se acude a una boda con banquete, el regalo debería cubrir al menos el precio del cubierto. Y su valor debería ser en función del número de personas que acudamos al banquete. No se suele hacer el mismo regalo si solo va la pareja, que si va la pareja con todos sus hijos, por ejemplo. El regalo de boda debería hacerse por el mero hecho de haber sido invitado (se acuda o no)

 Regalo o dinero.

Aunque hemos visto algo tan arduo como valorar el "regalo", siempre se debe regalar más con el corazón que con la cartera. En caso de no acudir a la boda, siempre se debe tener un detalle con los novios. En los regalos de boda, suelen primar las razones de utilidad de los mismos. Siempre que podamos, se debe evitar regalar dinero y si se hace debe ser con parejas de mucha confianza, y que nos lo hayan indicado que desean mejor el dinero. Así todo, si puede, regáleles un detalle para que tengan un recuerdo suyo. La forma de pedir el dinero, si es lo que se desea, es muy variada. Por ejemplo, en Cataluña, se suele meter con la invitación un papel con un número de cuenta corriente bancaria, lo que indica que los novios prefieren dinero. (Esta costumbre se ha extendido y, ahora se utiliza en toda España).

Listas de boda.

Una de las fórmulas más extendidas entre las parejas, es "crear" una lista de boda en un establecimiento especializado. Es más cómodo para ambas partes. A los novios no se les repiten los regalos, y a los invitados les facilitan la labor de escoger un regalo que les puede no ser de utilidad. La pareja de novios selecciona una serie de objetos, generalmente con la finalidad de equipar su futura casa en el caso de los que aún no la tienen. Incluso en las listas de boda, puede aportar un determinado importe para regalar objetos caros entre varias personas.

¿Qué se regala?

Si no hay lista de boda, no hay el establecimiento donde se tiene puesta en nuestra ciudad o no queremos hacer un regalo de la lista de boda, debemos recordar que los grupos de regalos más tradicionales y útiles para las bodas son: electrodomésticos, elementos decorativos en general como jarrones, lámparas, muebles, etc.). También, aunque es fácil que se repitan vajillas, cristalería, etc. Aunque tenga mucha confianza con los novios, los regalos de boda nunca deben ser personales.

 Fuente: Protocolo.org
Imágenes: Google

Comentarios