Short Cake

Seguimos teniendo ganas de probar nuevas recetas de repostería, y más ahora que con estos calores tan veraniegos apetece un dulce, aunque no sea tan fresquito como el helado, seguro que a más de uno-na le encantará y no podrá resistirse a probarlo.

Igredientes:
- 1 sobre de levadura (15 grs.).
- Una nuez de margarina/mantequilla para el bizcocho, a parte la necesaria para el molde.
- 4 huevos.
- 230 g. de azúcar.
- 100 g. de harina.
- 500 ml. de nata líquida para montar.
- 500 g. de fresa o fresón.
Preparación:

- Lavamos las fresas y reservamos 5 enteras. El resto lo cortamos en láminas y espolvoreamos con 130 g. de azúcar. Lo tapamos y metemos al frigorífico.
- Para hacer el bizcocho: calentamos el horno a 175º C. Untamos el molde con margarina/mantequilla y espolvoreamos con harina.A parte, separamos las yemas de las claras. Montamos a punto de nieve las claras. Cuando estén, ponemos una pizca de sal y volvemos a batir.
Ponemos el resto del azúcar a las yemas y batimos. Agregamos la margarina, la levadura, la harina y las claras y lo mezclamos bien.
Tapamos y dejamos reposar la masa unos 30 minutos para que suba de tamaño.Llenamos el molde con la mezcla y lo metemos al horno ya caliente. En unos 20 minutos, aproximadamente (lo pinchamos, y si sale limpia la varilla o cuchillo, ya está listo. Desmoldamos y dejamos enfriar.
- Montamos la nata. Cuando esté montada, le añadimos una cucharada sopera de azúcar, sin rebosar y batimos de nuevo un poco. Si eres muy goloso, puedes aumentar la cantidad de azúcar.
- Colamos las fresas para recoger el almíbar que han soltado.
- Cortamos el bizcocho en tres discos.
- Colocamos un disco de bizcocho, lo mojamos de almíbar, cubrimos con nata montada y la mitad de las fresas.
- Colocamos el segundo disco, y repetimos el proceso.
- Colocamos el último disco y cubrimos de nata y las fresas reservadas anteriormente.
- Puedes alisar la nata, decorar con manga pastelera, dependiendo de lo manitas que seáis.
- Meter al frigorífico. Es aconsejable ponerle la nata el mismo día que se va a consumir, o unas horas antes, ya que si no, la nata se reseca y coge un color amarillento. La tarta, sin nata por fuera, puedes dejarla preparada el día anterior.

Receta de Toshiko ( Saborjapon.com)
Bon Profit!

Comentarios