Enrollando el bajo desde los años 50

Aunque no hablamos mucho de moda últimamente hoy vengo con un poco de polvo del pasado que sigue el aire del presente y seguramente del futuro, los " pantalones enrollados "
Podemos culpar a las Teddy girls de los 50's o al glamour contagioso de las divas de Hollywood de la década como Marilyn Monroe o Ava Gardner; gracias a todas, los conocidos como rolled-up jeans o pantalones con el bajo enrollado se convirtieron en estandarte de un estilo que venera la masculinidad, el rock 'n' roll y el encanto gamberro que irremediablemente lo acompaña. 

Hoy la tendencia se asocia más al casual puro y duro que a una tribu o una década concreta, pero sigue resultando arrebatadora para quien la practica con arte y la acompaña de una imagen lady y sobresaliente.


 Jean Seberg era una actriz estadounidense pero su look resultaba absolutamente francés. No en vano fue un icono de la nouvelle vague francesa. Sin duda, la camiseta a rayas de estética marinera es una de las piezas que mejor encajan con los pantalones enrollados como en esta imagen de 1965.
  
Marilyn Monroe fue una de las divas de los 50's que mejor personificó esta tendencia. Con sandalias planas y jersey de cuello alto, la actriz charla animadamente con Dan Dailey en esta imagen de 1954.


 Las Teddy girls de los 50's llevaron los pantalones enrollados como una de las señas de su estilo. En esta imagen de 1957, Josephine Douglas hace el papel de una de ellas con el vaquero convertido en capri y top de rayas. 


Los boyfriend jeans y el bajo enrollado no son solo cosa del presente. Así lo demuestra Ava Gardner con este look sporty –de cintura para abajo– que con la chaqueta de flecos estilo far west resulta más masculino que nunca.


El estilo cowboy es otra de las estéticas que se lleva bien con esta tendencia. Elizabeth Taylor la personifica a la perfección en esta instantánea de la película Gigante junto con su compañero de reparto, Rock Hudson.


Doris Day demuestra como los pantalones enrollados propician el carácter dulce de cualquier look con los complementos adecuados. En este caso, unas sandalias planas, un top calado y un pañuelo a modo de coletero funcionan tanto en 1950 como ahora.

 
Para no perder ni un ápice de estilo, la glamourosa Lucille Ball optó por emparejar sus pantalones enrollados por debajo de la rodilla con una camisa de rayas verticales y unas bailarinas negras. Esta imagen de la actriz con su esposo Desi Arnaz es de cerca de 1950
Fuente:Vogue

 Y tú, ¿ también te enrollas los pantalones ?

Comentarios