El carrito del mercado

Las bodas atípicas van que corren, sobretodo las que se vienen inspirando en lugares atípicos, al aire libre y con claras tendencias provenzales. Para los novios más campestres, amantes de los mercados al aire libre y los productos naturales, esta idea es la más acojedora, original y natural, sin duda.


Lógicamente este estilo es ideal si estáis pensando en una boda de tipo rústico ya que si no es así no pegaría mucho. Es tan fácil como entrar en uno de esos mercados y comprar el producto más vistoso y que más se adapte a la decoración, también es importante que no sea rápidamente perecedero porque si no lo que conseguiremos es el efecto inverso.
Podéis colocarlo como decoración general, sobre cestos de mimbre o cajas de madera con cartelitos explicativos, incluso con algún precio como si realmente se tratase de un auténtico mercado.


También podéis utilizar las frutas frescas y alguna hortaliza como centro de mesa sobretodo las más coloridas como las alcachofas y los rabanitos o optar por fardos de paja para los asientos si es una boda al aire libre incluso este mismo material para crear una zona de photocall divertida con sombreros de paja y elementos del campo.

 
Y si queréis un regalo diferente además de útil,  un recuerdo muy especial puede ser una cesta de frutas en un bonito cesto de mimbre o unos tarritos de mermelada o miel con la etiqueta de vuestro recuerdo, una idea que además de original, dulce y deliciosa seguro que incluso puede ayudarte a ahorrar un dinero si la haces tu misma ( en el caso de la mermelada ) y de varios sabores para todos los gustos o pan recién horneado para el camino de vuelta que puedes encargar en cualquier panadería en formas infinitas y texturas distintas ;)



Fuente: UBO 
Fotografías: UBO y Google

Comentarios

Estefania ha dicho que…
A mi si que me gustaria poner botes de mermelada o de miel, pequeñitos para recuerdo de mi boda, me parece original y muy nostalgico para el dia de mañana.