Soy Vegetariano-a

Cada día hay más vegetarianos, algunos de siempre y otros que se convierten, ya sea por la calidad de la alimentación vegetariana, por gustos, por su poca confianza en las carnes y pescados... etc.

Pero este mundo vegano no es todo lo que muchos se piensan, el mundo vegetariano es muy amplio, tanto en alimentos como en vitaminas y nutrientes esenciales para el organismo.

Las recetas vegetarianas no significan renunciar a una dieta equilibrada, ya que se pueden sustituir las proteínas de la carne con otros alimentos, siempre bajo recomendaciones del médico o nutricionista, sobre todo en el caso de los niños.
Algunas recomendaciones son organizar bien los menús, planificarlos con tiempo para asegurarse de que cubran todas las necesidades de proteínas, vitaminas, minerales etc.
Todas las comidas deben llevar ciertas proporciones de cada uno de ellos, hay que respetarlas para evitar anemias u otros trastornos alimenticios.
Algunos de los nutrientes que más se deben cuidar en la dieta vegetariana es el hierro, el calcio, los ácidos grasos esenciales y las vitaminas D y B12.
Lo mejor es consultar con el nutricionista para que nos indique cuales son los alimentos más recomendados en cada etapa, sobre todo para los bebés y niños ( si decidís que sean vegetarianos ).
Si necesitas ideas para un menú vegetariano, o algunas recetas veganas, aquí te propongo primer plato, segundo plato y postre.

Ensalada de espinacas

Ingredientes

  • 200 gr. de espinacas
  • 25 gr. de tomates secos
  • 100 gr. de champiñones
  • 25 gr. de nueces
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • Pimienta negra
  • Sal

Preparación de la ensalada

1. Limpiar bien las espinacas y los champiñones, y escurrirlos. Poner las espinacas en un bol. Cortar los champiñones en láminas no muy gruesas, y añadirlos al bol.
2. Picar las nueces, añadirlas junto a los tomates secos, que si se desea también se pueden trocear.
3. Aliñar la ensalada con aceite y vinagre. Salpimentar al gusto y espolvorear un poco de orégano. Mezclar bien y servir.


Berenjenas rellenas

Ingredientes

  • 4 berenjenas
  • 500 gr. de arroz
  • 1 cebolla
  • 250 gr. de champiñones
  • 200 ml. de tomate frito
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal 

Preparación de las berenjenas

1. Lava bien las berenjenas. Pártelas por la mitad longitudinalmente, y retira la pulpa con ayuda de un cuchillo. Reserva las cáscaras vaciadas para presentar el plato.
2. Pon agua abundante a hervir en una olla. Echa el arroz cuando el agua rompa a hervir con una cucharadita de sal, dejar que cueza durante unos 15 minutos.
3. Pica muy fina la cebolla. Trocea la pulpa de la berenjena y los champiñones.
4. Echa aceite en una sartén a fuego medio. Fríe la cebolla hasta que esté transparente, añade los champiñones y la berenjena y deja que se poche durante unos minutos, hasta que se reblandezca y pierda el agua.
5. Escurre el arroz y agrégalo a la sartén. Vierte el tomate frito por encima, añade un poco de pimienta y corrige de sal si es necesario. Deja que se haga todo junto durante un par de minutos. Mientras, precalienta el horno a 200ºC
6. Vuelca la mezcla en el interior de las cáscaras de berenjenas para rellenarlas. Colócalas sobre una fuente de horno, una junto a otra, y hornéalas durante unos 10 minutos a 200ºC. Puedes echar un poco de queso rallado para gratinar por encima antes de meterlas en el horno.


Bavarois de frambuesas


Ingredientes 

  • 400 g de frambuesas
  • 500 ml de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 3 cucharadas soperas de azúcar glas 
  • 6 hojas de gelatina
Consejos: Puedes decorar el postre reservando algunas frambuesas y acompañándolas de nata montada y unas hojas de menta.

Preparación de la bavarois de frambuesas

 1. Hervir la leche en un cazo, y mientras tanto batir las yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Luego, verter poco a poco la leche caliente encima, sin dejar de revolver enérgicamente.
2. Poner la mezcla a cocer, a fuego lento, revolviendo continuamente hasta que esté espesa. Incorporar las hojas de gelatina previamente remojadas en agua fría y escurridas, según las instrucciones del fabricante.
3. Triturar unos 300 gr. de frambuesas e incorporarlos a la mezcla anterior junto con el resto de frambuesas (100 gr.) enteras.
4. Se vierte la preparación en recipientes individuales y se deja en la nevera durante 12 horas hasta que adquiera consistencia. Al servir, decorar con unas frambuesas enteras y nata montada.



Buen provecho!!
Tienes tu propia receta?
Cuéntame!

Comentarios