Un postre al alcance de pocos

Un dulce no amarga a nadie pero sí vacía los bolsillos, en este caso sólo algunos se lo pueden permitir.


Éste nos llega desde Lindeth Howe Country House Hotel en Windermere, Inglaterra y su precio, 25000 euros y está incluido en su carta como broche final de una suculenta comida, desbancando al anterior postre poseedor de tan extravagante título, el del restaurante Serindipity 3 en Nueva York que ofrecía por 18000 euros el Frozen Haute Chocolate, con oro comestible como ingrediente estrella.

 Y es que el oro no es sólo el ingrediente estrella que da este precio al postre, con aspecto de un huevo Fabergé se esconde una tarta de cuatro chocolates belgas de altísima calidad, melocotón, naranja y whisky, también han incluido en él, gelatina de champán, caviar, así como hojas de oro comestible. Pero lo que termina por encarecer esta creación del chef Marc Guibert es un diamante de dos quilates que lo corona, siendo el único ingrediente no comestible de él pero evidente "ingrediente" que hace que el precio ascienda a tal cantidad.
 Para los que sí podáis disfrutar de este delicioso postre tendréis que reservarlo con al menos 3 semanas de antelación... y los que no, bueno, siempre existen otras alternativas que seguro que entran igual de bien!

Comentarios

Estefania ha dicho que…
La verdad es que hacen algunas creaciones que da pena comerselas, pero tanto precio y tantas cosas para un postre lo veo estrabagante, aunque me gusta.