Más de lo que parece - Pádua

A veces encasillamos un país con ciertas ciudades para hacer turismo y de ahí no salimos, pero si bien España tiene mucho por ver y no todo es Barcelona, Madrid, Sevilla y Granada, también otros países tienen rincones con encanto aún no " catalogados " como típicos destinos turísticos, como es el caso de Italia, uno de mis destinos preferidos.

Catedral de Pádua

A parte de Roma, Florencia, Pisa, Turín, Venecia y Milán, en Italia podemos encontrar ciudades magníficas que visitar, como Siena, Verona, Palermo, Nápoles, Sicilia e incluso alguna isla aún no tan famosa como Ustica ( en Sicilia ) y muchas otras más.

Pero éstas ya son conocidas, aunque no tan visitadas como el resto, por eso el objetivo de este post es daros a conocer aquellos rincones de Italia no tan famosos pero no menos preciosos.

Basílica de Santa Justina - Pádua
 Empezamos por Pádua.
Seguro que os sonará del archiconocido Romeo y Julieta... pero en realidad Pádua es la ciudad de San Antonio.

Padova es una ciudad que se encuentra en el centro de la región Véneto.
La ciudad se recuerda sobre todo por su pasado universitario, pues aquí enseñó el famoso científico Galileo Galilei. La universidad fue fundada en 1222 y fue la segunda más antigua de Italia, extendiendo su fama por toda Europa.

Jardín Botánico
 Hoy en día la ciudad conserva su grande importancia de centro universitario que acoge miles de estudiantes cada año; las más importantes facultades son: medicina, derecho, ingenería (con sus muchos ramos), física y veterinaria (en una sede destacada, en Legnaro). En otras palabras, las facultades que tienen mayor desarrollo son las de ciencias, si bien existan también las humanísticas.
La ciudad tiene también grande importancia como centro de cultura, con su patrimonio de museos (y exhibiciones temporáneas), iglesias y restos antiguos.
Además se encuentran una zona industrial muy desarrollada, y una zona de ferias con muchos pabellones.


A pesar de las guerras que interesaron Pádua en los siglos, y de las consiguientes renovaciones, la ciudad conserva la estructura urbana del pasado: estrechas calles con pórticos en la zona central, plazas monumentales, grandes palacios cerca de simples edificios.

 Plaza del Duomo  y la Basílica de San Antonio.

San Antonio de Pádua
 Esta es otra de las plazas centrales de la ciudad.
La plaza es bastante simple; también las estrucutras del duomo, y del baptisterio de San Juan Baptista cerca, son sencillas además de ser muy antiguas (son de estilo románico y se remontan al siglo XI). Lo que merece realmente la pena visitar es el baptisterio: si bien al final sea una estructura bastante pequeña, tiene una bellísima decoración a lo largo de toda su superficie, que se puede apreciar después de las recientes restauraciones. 

Basílica de San Antonio

Es un ciclo pintórico del pintor toscano Giusto de’ Menabuoi ; empieza con el maravilloso Paraíso arriba, continuando con las historias del Baptista, de la Virgen María, la Pasión, la Muerte y Resurrección de Cristo. Alrededor del altar, 43 cuadrados representan unas escenas del Apocalipsis de San Juan Evangelista.
La entrada al baptisterio cuesta 2,80 euro.
Padua es famosa en todo al mundo también porque aquí se encuentra la tumba de San Antonio. La tumba está ubicada en una de las capillas de esta maravillosa iglesia.


Las murallas medievales

Puerta Altinate (1286), una de las tres puertas que han quedado de la muralla más antiguas
 
En muchas partes de la ciudad se encuentran restos de las antiguas murallas que la encerraban y protegían. Las murallas más antiguas son las de la Edad Medieval; estas son las primeras murallas de la ciudad, que corría a lo largo del río Bacchiglione y los canales navegables que limitaban la antigua zona romana. Hoy quedan sólo unas  pocas partes y dos de las antiguas 19 puertas : Porta Altinate y Porta Molino.
Destacan también las murallas construidas en el siglo XVI, el siglo de la gran renovación para Padua. Este nuevo sistema fortificado se extendía a lo largo de 11 kilómetros, e incluía unos veinte bastiones todavía bien conservados. De particular importancia artística son Puerta Venecia (conocida también como Portello), Puerta San Juan y Puerta Savonarola.

Comentarios