Pendientes y peinados

Después de una semana ausente, vengo con muchísimas cosas nuevas, volvemos al ataque!
Hoy vengo con los peinados estrella y los pendientes que mejor combinan con cada uno de ellos, porque a veces no sabemos qué llevar con cada peinado, aquí os traigo algunas ideas para orientar en estos casos.

Chanel
Coco Chanel nos ha dejado muchas cosas. Entre ellas, frases célebres cargadas de rotundas verdades que encierran normas básicas de estilo. Una de ellas es aquella que rezaba, en boca de Coco: "La moda es como la arquitectura: se trata de una cuestión de proporciones".
Por eso, y haciendo extensible esta frase al mundo de la belleza, me he permitido hacer un maridaje perfecto: un peinado de temporada para cada pendiente. Porque es necesario pensar en frío y saber elegir el look que favorece a cada joya en función de su forma, de su longitud o de la profusión de sus codiciados materiales. Serán, por derecho propio, los auténticos protagonistas.
Chanel
 Extra large.

Cuanto más grandes sean los pendientes, más pulido debe ser el recogido. ¿Los motivos? Ceder el protagonismo absoluto a la joya. Una coleta baja con marcada raya al medio y efecto wet puede ser la alternativa perfecta.
Unos pendientes como éstos de Chanel, en oro blanco y negro y de carácter ligero, pueden permitírselos todo tipo de rostros aunque, sobre todo, los redondos.
Ralph Lauren
Divino coral

Sin duda, los tonos coral son muy favorecedores, sobre todo si se lucen con una piel ligeramente bronceada. Ralph Lauren nos propone unos  pendientes de estética vintage, con camafeo incluido, en esta gama cromática. Teniendo en cuenta que el juego de proporciones es fundamental, resulta infalible combinarlos con un recogido minimal: bajo y capaz de despejar las facciones al máximo.

Bvlgari nos propone unos pendientes joya en oro amarillo, con coral, diamantes y peridotas. Pertenecen a su colección Mediterranean Eden.
Chanel Alta Costura
 Al límite.

A la hora de maridar peinado y pendientes, hay que tener en cuenta el resto del outfit para buscar un equilibrio natural. Aunque combinar pendientes y detalles joya en el cabello está permitido, Chanel alta costura lo conjuga en su justa medida: pendientes de forma curvada con detalles de perlas junto con  pasador romántico de proporciones mínimas  y un recogido relajado.

Chanel
  El recogido se lleva a cabo directamente con los dedos, aunque se insiste en el volumen comedido de las raíces.
Oscar de la Renta
 En versión gold

Otro ejemplo que replica un juego de proporciones en toda regla. Oscar de la Renta propone unos espectacularse pendientes de formas geométricas en oro amarillo que quedan totalmente a la vista gracias a un recogido que sale desde las sienes hacia atrás para enmarcar con rotundidad la joya. 

Unos pendientes de estética renovada como éstos de la colección primavera-verano 2011 de Oscar de la Renta -en oro amarillo y trabajados en relieve para un buscado efecto rugoso- permiten un recogido más sofisticado que los deje a la vista.
Armani Privé

Rozando el cuello

Armani Privé propone unos excesivos pero favorecedores pendientes chandelier con detalles de cristal de longitud extrema que tocan el cuello. Para lucir un par de estas dimensiones, es fundamental despejar la zona de los hombros, con un moño ultrapulido y pegado al cráneo que no añada volumen al conjunto. Fundamental también un escote palabra de honor.
Azul noche. Armani Privé retoma el color fetiche de Giorgio en unos pendientes con forma de pera y detalles de cristal. De gran peso y dimensiones y estructura rígida, necesitan un peinado liviano que armonice las texturas pero que despeje por completo los laterales.
Giorgio Armani
 Estética étnica.
Giorgio Armani  recupera como único elemento del peinado un turbante que accesoriza a la perfección unos pendientes XL de piedras preciosas.

Oscar de la Renta
 Como una diva.

Aunque unos pendientes de estética vintage combinan a la perfección con una semirrecogido casual que los deje a la vista, si tienes un rostro anguloso puedes permitirte combinarlos, incluso cuando sobrepasan la altura de la mandíbula, con un recogido soberbio como el que propone Oscar de la Renta.

Ralph Lauren
 Siempre romántica

Otra alternativa a unos pendientes chandelier de plata envejecida es una coleta baja y delicada, con marcada raya al medio y algunos mechones sueltos que insinuan naturalidad pero que no restan protagonismo a los accesorios. Lo propone Ralph Lauren.

Pendientes tipo araña con piedras preciosas de Chocron.
Dolce&Gabbana
 Recuperando un clásico.

Desterrados durante algún tiempo al olvido, Dolce & Gabbana recupera con acierto los pendientes criolla en oro amarillo y versión XL. Para lucirlos es importante recurrir a un recogido de líneas sencillas que les ceda discretamente el protagonismo. Si se declina en una versión ligeramente despeinada, el look gana puntos.

Gucci los versiona en oro blanco y un tamaño más discreto.


¿ Qué os parecen éstas propuestas de combinación ?
¿ Os gusta alguno en especial ?

Fuente: Vogue

Comentarios