La Generalitat de Cataluña refuerza controles tras la muerte de Bin Laden

El conseller de Interior, Felip Puig, ha asegurado hoy que la Generalitat está en alerta y reforzará la presencia de agentes en la calle y en puntos sensibles, aunque ha rehuido el alarmismo ante el temor a nuevos atentados terroristas tras la muerte de Bin Laden a manos de soldados de EEUU.
En declaraciones a TV3 , Puig ha explicado que esta mañana ha hablado con el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y con el presidente catalán, Artur Mas, ante los que ha constatado la buena coordinación entre las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia.
El conseller ha admitido que la muerte de Bin Laden puede provocar "algún tipo de reacción" por parte de sus seguidores, y que Cataluña no escapa de los riesgos, como cualquier otra región de la Europa occidental, aunque ha evitado caer en el alarmismo y ha pedido tranquilidad.

Aunque se mantiene el mismo nivel en la escala de alerta antiterrorista que había antes de la muerte de Bin Laden, Puig ha señalado que se reforzará la presencia policial en la calle y en puntos sensibles, como el transporte público, para "subir el listón" y transmitir un mensaje de seguridad.
Además, ha explicado que las fuerzas de seguridad también están en alerta tras el atentado terrorista de la semana pasada en Marraquech (Marruecos) por si hay algún tipo de reacción.
El conseller también ha subrayado que los agentes seguirán atentos a lo que se dice en las mezquitas, aunque ha asumido que no pueden saber lo que se comenta en privado una vez que se han acabado las prédicas públicas.

Comentarios