Flor por comensal

Una de las ideas que me inspiran en el tema bodas, son las flores.
Muchas veces no conseguimos aclararnos con la idea flores, sobretodo en primavera que es la estación con más surtido de éstas.

Para las bodas más rurales y con estilo provenzal, algo más desenfadado y natural, la idea nos viene de tránsito inicial, donde nos propone una flor por comensal, evidentemente no única por cada uno de ellos, la idea se trata de utilizar flores naturales y de la época para decorar el banquete y la servilleta de cada uno de los comensales, de manera que cada uno disfrute de un aroma distinto y que a la vez la mesa luzca de lo más natural y primaveral.

Las flores que nos ofrece esta temporada son de coloridos variados y aromas muy peculiares, algunos de ellos perduran durante muchísimo tiempo. 
Como podemos observar, la carolina, lilas, romero y demás combinaciones entre verdes, amarillos y lilas le da un aire muy romántico y único a la mesa.
Está visto que para lograr un buen servicio de mesa no es necesario contar con un amplio abanico de vajillas y cristalerías, la sencillez de los componentes así como de la base cromática empleada lo demuestran. Un bonito centro floral, humilde por otro lado y cuidando los pequeños detalles.

Comentarios