Aceite de Semilla de Albaricoque

Aceite facial y corporal que estimula el proceso de regeneración cutánea y mejora la elasticidad y flexibilidad de la piel.

Tonalidades anaranjadas, motas de pequeños toques rojizos y un textura suavemente aterciopelada son las cualidades de uno de los frutos más carnosos de la naturaleza. Es precisamente de sus semillas que extraemos uno de los aceites vegetales con mayor poder calmante y suavizante idóneo para todo tipo de pieles. 

Consejos y Utilización:

Recomendamos su utilización en caso de pieles muy sensibles aplicando una pequeña cantidad antes de la crema de día y del extracto regenerador de noche.

Comentarios