Esterilizadores para biberones

Como ya hemos comentado antes, la higiene es importantísima cuando un bebé está cerca. Cualquier cosa que pueda estar en contacto con el bebé, ya sea directa o indirectamente, debe tener una higiene impecable. El biberón es un accesorio que debe estar súper higienizado para prevenir posibles infecciones víricas. Por ello hay que prestarle mucha atención a su limpieza. Así, después de cada uso, deberemos limpiarlo bien y posteriormente esterilizarlo para eliminar cualquier bacteria eventual que haya podido incrustarse en los materiales del biberón. Y aquí es donde entra en escena el accesorio para bebés que os presentamos a continuación: el esterilizador.
Puede que alguien piense que tanta higiene es excesiva. No es cierto: cualquier precaución es poca para asegurar la salud del bebé. El esterilizador de biberones se utiliza normalmente hasta la edad de 6 meses. Su utilidad es primordial: permite destruir las bacterias que pueden originar diversas infecciones.

Pero atención: el esterilizador se utiliza DESPUÉS de la limpieza de todas las partes del biberón por separado. El esterilizador no limpia: desinfecta. No es hasta después de haber eliminado los restos de la leche con lavavajillas que usaremos el esterilizador.
¿En qué debemos fijarnos a la hora de adquirir este accesorio? Lo primordial es comprobar que el esterilizador que vamos a comprar cumple con toda la normativa europea vigente. Cumplir esa normativa es una garantía de calidad del producto y es que para ello ha debido superar múltiples pruebas de laboratorio probando su seguridad y resistencia.
Debemos elegir qué tipo de esterilizador necesitamos, pues existen varios modelos de esterilizadores. Todos ellos realizan la misma función, pero los procedimientos utilizados para conseguirla difieren. Podemos encontrar por tanto…
Esterilizadores en frío

Estos modelos pueden esterilizar hasta seis biberones a la vez. Funcionan mediante la disolución de pastillas en agua fría. El principio químico de estas pastillas es muy efectivo contra posibles bacterias y no presenta ningún riesgo para los niños.
Las ventajas de este tipo de accesorios es que son muy simples de usar y relativamente económicos. Además, al no necesitar luz, este modelo de esterilizador estará muy recomendado para familias que viajen mucho. La única desventaja reside en el fuerte olor de cloro que puede quedarse en los biberones. Este olor no es nada tóxico para los niños, aunque puede serles molesto.


Esterilizador eléctrico



Este tipo de esterilizador está provisto de una resistencia que calienta el agua a una alta temperatura. Son capaces de esterilizas los biberones en aproximadamente 10 a 15 minutos. Mata las bacterias gracias al vapor de agua. Es un esterilizador muy eficaz, rápido y fácil. Lo único malo es su alto precio.                                                                                                                                                      





El esterilizador para microondas

Este modelo permite esterilizar de 4 a 6 biberones a la vez y la operación suele tardar diez minutos aproximadamente. Es el método más rápido de todos los anteriores. Se coloca directamente en el microondas y mata a los virus a través del vapor. Este tipo de esterilizador es práctico, ligero y muy accesible de precio. Razones suficientes que explican por qué estos esterilizadores son de los más apreciados.

Comentarios