Protocolo para eventos

Un "problema" que nos surge cada vez que nos invitan a un evento familiar como bautizos, comuniones o bodas es que siempre tenemos mucho tiempo antes como para saber y pensar que nos vamos a poner o comprar pero no siempre tenemos claro como debemos ir para no desentonar o dar la nota.



Por eso he pensado que sería bueno detallar un poco , para podernos guiar, como se debe ir vestido o como no en cada ocasión.

Vamos a empezar poniendonos en situación:

  • Comunión - bautizo  a las 12 del mediodía
  • Família de mi novio, es decir, tengo que quedar bien como sea ( suele pasar )

La celebración de los bautizos y comuniones significa celebrar un acto social y religioso en el que hay determinadas normas que respetar en cuanto a protocolo ya que siempre se celebrará en la iglesia y de día. Por lo que creo que no hay que resaltar demasiado que el bautizo no requiere tanta parafernalia como una boda, por lo que los atuendos de los invitados deberán ser correctos. 


Nada de trajes de noche, brillantinas o trajes largos y mucho menos negro.
Que los hombres se vistan con traje oscuro, pero nunca con esmoquin.

 Las reglas del bautizo sirven para la comunión. Tener en cuenta que es una fiesta de día y que no es una boda.

BODAS

El vestuario para una boda es motivo de controversias. Hay muchas personas que quieren destacar incluso por encima de los protagonistas del día, los novios. 

Para ir bien vestidos a una boda, lo primero que debemos tener en cuenta es lo que pone la invitación. Si hace referencia al vestuario, tomar nota. Si no hace referencia al vestuario de forma expresa, entonces hay que mirar en qué época del año tiene lugar la celebración, a qué hora y en qué lugar.
Todos estos datos nos ponen en "antecedentes" sobre el vestuario que debemos elegir para ir vestidos de forma correcta, elegante y adecuada.
¡Aún hay algo más! Es el día de los novios. No tratemos de hacerles sombra. No hay que ser tan osados de querer aparentar más que los propios novios, de llamar la atención tanto que las miradas se centren en nosotros y no en los novios. Eso es de mala educación y un detalle que dice muy poco de quien actúa de esta manera.

 
Dejando a un lado las tradiciones de no vestir de blanco, reservando este color para la novia, no vestir de negro, por su relación con el luto, y no vestir de colores chillones o llamativos, para no llamar la atención, hay otras cuestiones que deberíamos tener en cuenta. Es posible vestir de blanco o de negro, pero no uniformes. Hay que romper esa uniformidad del blanco o del negro con detalles de color y que den contraste al vestuario.
Si hay ceremonia religiosa, cuidado con los escotes y las espaldas descubiertas. Hay que tener un poco de respeto, y cubrir ligeramente estos descotes con un simple chal, echarpe, mantón, etc. La iglesia no es un sitio para lucir "el cuerpo desnudo".
Los tacones altos, pero de una medida acorde a la hora del día y la estatura de la mujer. Algunas personas no van en tacones, van "asomadas" en sus zapatos por la altura del tacón que llevan.
Los complementos, como el vestido, discretos, pero elegantes. Cuidado con las plumas, los brocados, los encajes, las flores ... y todo un festival de complementos que pueden no ser muy adecuados para una boda.

Los hombres, tampoco deben exagerar su vestuario con novedades que la moda trata de imponer y que no quedan bien a la mayoría de las personas. Es posible dar un toque moderno o vanguardista al vestuario, pero sin llegar al esperpento.

Durante el día se viste de corto, en la tarde noche de largo.

 Para saber más sobre estas ideas, podéis consultar aquí.


 FUNERALES

Por duro que suene, incluso en los funerales se requiere un mínimo de compostura, las normas de etiqueta en este caso van dirigidas a los que se ponen en contacto con la familia afectada.
Hay que recordar que es una reunión de obligada asistencia, nadie podrá rechazar asistir a un funeral cuando ha sido invitado, a no ser, por supuesto, por una causa de fuerza mayor.

 
1- Dar la noticia-
Si la muerte ha sido repentina, todo aquel que conoció al difunto debería estar al tanto de la noticia. Por supuesto los familiares más cercanos y amigos deberán ser avisados. La manera más sencilla será por teléfono.
Si la muerte estaba prevista, sería correcto haber avisado antes de que ésta se produjere para que aquellos familiares íntimos, y siempre que el enfermo quisiese pudiesen verlo aún con vida.
Las esquelas de los periódicos son otra forma de difundir la noticia.
2- Actitud en el velatorio, en el funeral y en el cementerio-
Sinceridad y seriedad son básicamente la mejor forma de comportarse. Intentar ser aquél que más llora, que más abrazos da a los parientes son comportamientos detestables.
El mejor comportamiento será aquel en el que consigamos que la persona que está sufriéndolo haga lo que realmente desee. Si quiere llorar, llorará con nosotros, si quiere hablar, deberemos escucharle, si quiere estar en silencio, deberemos respetarle. Cada persona expresa sus sentimientos de una forma.
La puntualidad deberá ser exacta y no deberá fumar en ninguno de los tres sitios.
La manera de vestir a veces tiende a confusión. No es necesario asistir de luto riguroso, pero no será admisible, nunca ir con colores llamativos como el rosa fuerte o el rojo o con vestidos de escote o minifaldas. En la discreción está la clave.
3- Pésame-
Al terminar la misa deberá dar el pésame a la familia.
No trate de animar ni de hacer reír, bastarán unas palabras sinceras, un afectuoso abrazo, pero nunca se entretenga más de lo necesario, piense que hay más personas que quieren dar el pésame.
No se vaya en cuanto termine la misa, si no va a ir al cementerio, deberá esperar a que el coche fúnebre haya salido hacia el cementerio.
4- Flores o coronas-
Se pueden enviar a la funeraria directamente o a la casa de los parientes más cercanos la tarde anterior al día de las exequias.

Comentarios