Mascarillas Caseras

Hay una gran variedad de mascarillas artificiales y algunas de ellas no llegan al presupuesto de nuestro bolsillo, por eso he pensado que a algunas de vosotras os gustaría ahorrar un dinero en esas cremas tan caras que posiblemente no hacen tanto como prometen y probar las naturales, que nunca te van ha dañar el cutis.
Os dejo con algunas.

Suavizante
Si tu piel es áspera y rugosa debes aplicarte esta mascarilla. Bate tres cucharadas de nata líquida hasta que esté espesa y mézclala con una cucharada de miel. Aplícatela y deja que actúe unos 20 minutos.
Antiarrugas
Devolver la luminosidad e hidratar tu piel es muy fácil con esta mascarilla. Tritura medio aguacate con una cucharada de zumo de limón, otra de nata y 2 cucharadas de zumo de zanahoria. Date la mezcla, dejando que actúe durante 20 minutos, después aclara con agua.
Hidratante
Esta mascarilla es apropiada para cutis secos y sensibles. Bate tres cucharadas de nata líquida hasta que espese, mézclala con una yema de huevo y unas gotas de zumo de limón hasta obtener una crema. Extiéndela y espera a que actúe durante 20 minutos. Aclara con agua templada.
Purificante
Ideal para las adolescentes con granos y puntos negros. Machaca medio pepino con una cucharada de perejil, eneldo o cebollino. Mezcla la pasta con una tacita de requesón, a ser posible desnatado. Aplícatelo y deja actuar 20 minutos
 
 



Exfoliadora de Papaya.
Gracias a una enzima que contiene, exfolia de la piel.
Aplicación: Triturar ¼ de pulpa de papaya , entenderla sobre la piel, incluso se aplicar sobre el cuerpo. Se deja 5 minutos sin frotar, y se enjuaga con bastante agua fría.
Tonificador del cutis con rosas
Retire los pétalos de la flor, colóquelos en una olla con agua mineral y se hierven. Déjelos enfriar y páselos por el colador. Poner el líquido en una botella de cristal y consérvelos dentro del refrigerador.
Con esto se conseguirá una loción que puede utilizarse como desmaquillador o tónico para revitalizar el cutis.

Puntos negros en la cara
El pan y la leche juntos es una forma de combatir esos puntos negros en la cara
Aplicación: Mezcle un trozo de pan con leche caliente hasta formar una textura cremosa. Aplíquelo sobre el rostro y déjelo durante 20 minutos. Se debe de aplicar con la cara limpia y retirar bien con agua.

Exfoliante:
Leche limpiadora y bicarbonato.
Aplicación: Mezclar el bicarbonato con cualquier leche limpiadora, aplicar en forma circular en el rostro y enjuagar.
Manchas en la piel
Para las manchas la uva
Aplicación: Usar la mitad de una uva y frotarlo en el área afectada, hacerlo diariamente, durante la noche y dejárselo. En la mañana se enjuaga el área tratada. Recuerde usar bloqueador solar.
Cebolla
Aplicación: Licue la cebolla fresca y añádale tres cucharadas de miel. Se aplica diariamente sobre las manchas para aclararlas.
Cutis graso con piña
Neutraliza los ácidos grasos.
Aplicación: Frotar con un trozo de piña sobre el rostro, ayuda a contrarrestar los ácidos grasos y limpia cualquier capa de sebo que pueda haber sobre la superficie.
El cutos debe de estar totalmente limpio y libre de maquillaje.
Astringente para cutis graso.
Sal
Aplicación: En una botella con un atomizador con agua templada y una cucharadita de sal, agite para que se mezcle, al limpiar el cutis de día o de noche, se rocía con la solución, y se seca con una toalla, dándose golpecitos ligeros para activar las micro circulación cutánea.

Mascarilla para eliminar y prevenir líneas de expresión.

Zanahorias
Aplicación: Hervir 2 ó 3 zanahorias, cuando están suaves, se machacan hasta obtener un puré. Mezclarlo con 2 ó 3 cucharaditas de miel, mezclando hasta obtener una pasta cremosa. Aplicarla sobre el rostro y esperar que actúe durante 15 minutos y enjuagar.
Repetir dos veces por semana, en poco tiempo se verá como se desvanecen las arrugas.
Para piel y rostro lastimados por el sol

Las papas eliminan la descamación de la epidermis y refresca la piel quemada.
Aplicación: Frotar la piel con rodajas de papa cruda.
El almidón calma las pieles irritadas y es un suave exfoliante que retira las células muertas de la epidermis.
Soluciones limpiadoras
Piel normal: Mezcla una taza de leche con tres gotas de aceite de girasol. Aplica con un algodón y retira el excedente. Enjuaga para quitar el resto. Es un excelente desmaquillador.
Piel grasa: Diluye 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio en 2 cucharadas de agua. Aplicar con un algodón realizando movimientos circulares. Retira con agua.
Piel seca: Aplica con ambas manos una cucharada de aceite de oliva. Realiza masajes circulares. Déjalo absorber y quita el exceso con agua




Máscaras para piel normal Deben aplicarse con movimientos rotativos, siguiendo la dirección de los músculos de la cara y siempre hacia arriba. Para obtener el máximo resultado, es preciso ponerlas sobre la piel limpia y relajarse mientras la mascarilla esté puesta. De plátano: Prepara un puré y extiéndelo sobre tu rostro con la punta de los dedos. De papaya: Pélala y haz una mezcla suave con su pulpa. Aplica en la cara y el cuello. No la dejes sobre la piel más de 5 minutos. Esta máscara es ideal para pieles normales y grasosas. De manzana: Prepara su pulpa manualmente, con el procesador de alimentos o la licuadora. Especialmente beneficiosa para pieles con barros o espinillas. De pepino: Mezcla su pulpa y aplica. Es especial para piel grasosa o normal. Limpiadora: Prepara una mezcla de miel y limón. Es excelente para balancear los niveles de sus aceites naturales que la hacen grasosa. Exfoliante y limpiadora: Mezcla 1/4 taza de avena y una cucharadita de miel. Puedes agregarle 2 cucharadas de yogur sin sabor ni azúcar. Aplica sobre la piel limpia y húmeda. Deja actuar 15 minutos. Máscaras Nutritivas para pieles secas De manzana y miel:
  • Ralla una manzana y mézclala con 3 cucharaditas de miel. Aplícala sobre el rostro con una espátula.
  • Déjala actuar entre 10 y 20 minutos.
  • De avocado y limón: Haz puré un avocado y lícualo junto con 2 cucharaditas de jugo de limón y 1 de aceite de maíz.
  • Aplica sobre el rostro con brocha. Déjala actuar de 10 a 20 minutos.
Mascarillas Correctivas Contra los poros dilatados:
  • Reduce con la licuadora la pulpa fina de 10 ciruelas ácidas descarozadas.
  • Añade 1/2 cucharada de aceite de oliva.
  • Aplica sobre el rostro y dejar actuar 20 minutos.
Para cutis seco:
  • Prepara una mayonesa con 1 yema de huevo y 1 taza de aceite de oliva.
  • Aplica y déjala actuar durante 20 minutos.
Humectante para piel seca o deshidratada:
  • Mezcla 1 cucharada de miel y un huevo.
  • Déjala actuar por 15 minutos y enjuaga.
Para reducir arrugas:
  • Bate la yema de 1 huevo y agrégale la pulpa de 1/2 manzana.
  • Aplica sobre el rostro y dejar actuar durante 20 minutos.
Para cutis con manchas rojizas:
  • Bate la pulpa de 100 gramos de frutilla con la clara de 1 huevo.
  • Aplica sobre el rostro con un paño de algodón, a modo de compresa durante 20 minutos.
Para cutis enrojecido o congestionado:
  • Bate el jugo o la pulpa de 1 pepino con la clara de 1 huevo.
  • Embebe un paño de algodón con esa mezcla y aplícala sobre el rostro a modo de compresa durante 20 minutos.
Para suavizar la piel seca y maltratada:
  • Mezcla el puré de una manzana asada mezclada con una cucharada de manteca fundida y unas gotas de germen de trigo.
  • Pulidos para cara y cuerpo
Faciales Piel grasa:
  • Mezcla 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1/2 de ralladura de limón y 3 cucharadas de agua.
  • Aplica con la mano sobre las zonas grasas del rostro con suaves movimientos circulares.
  • Retira con agua.
Piel seca:
  • Mezcla 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 de azúcar y 1 de jugo de limón.
  • Aplícala con la mano realizando movimientos circulares.
  • Retira con agua.
Superficial:
  • Mezcla 1 cucharada de leche de limpieza y 1 de azúcar.
  • Aplica sobre el centro facial (frente, nariz y mentón) con maniobras circulares y ejerciendo presión suave.
Profundo:
  • Mezcla 3 cucharadas de sal gruesa y 3 de aceite de almendras. Aplica sobre zonas grasas del rostro, con fricciones lineales.
  • Masajea suavemente en forma circular.
  • Es un tratamiento contraindicado para pieles sensibles, salvo en ingles, manos y pies.
Para piel mixta:
  • Mezclar medio pocillo de yogur natural con azúcar morena y un pedacito de pepino macerado.
  • Aplica, deja actuar 10 minutos y luego enjuaga.
Para piel seca:
  • Mezcla avena en hojuelas con yogur y azúcar.
  • Dejar actuar y enjuagar.
Para piel grasa:
  • Mezcla la yema de un huevo con una cucharada de azúcar morena.
  • Dejar actuar y retirar. 

Tonificantes caseros

Hielo:

  • Aplicar envuelto en un género, a modo de compresa.
Agua fría:
  • Moja un género y aplicarlo como compresa.
Agua natural:
  • Salpica abundantemente con ambas manos o debajo de la regadera.
Té de tilo:
  • Mezcla 1 cucharada con agua y aplicar en forma de bruma.
Miel:
  • Aplicar sobre los barritos para acelerar el proceso de curación.

Comentarios