La Piel

A todas nos preocupa nuestra imagen exterior, nos gusta estar guapas, resplandecientes y sobretodo gustarnos a nosotras mismas sabiendo que no sólo estamos bien a simple vista física sino también por dentro.

Hay multitud de centros de estética, multitud de cremas, bálsamos, aceites, sérum.... nada mejor que lo que nos aporta la naturaleza, por eso determinadas casas se dedican a tratar éstas maravillas de la naturaleza para proporcionarnos los mejores productos, cada uno adaptado a cada problema existente.


La piel es el mayor órgano del cuerpo humano, o animal. Ocupa aproximadamente 2 m², y su espesor varía entre los 0,5 mm (en los párpados) a los 4 mm (en el talón). Su peso aproximado es de 5 kg. Actúa como barrera protectora que aísla al organismo del medio que lo rodea, protegiéndolo y contribuyendo a mantener íntegras sus estructuras, al tiempo que actúa como sistema de comunicación con el entorno.
La biología estudia tres capas principales que, de superficie a profundidad, son:
  • la epidermis,
  • la dermis y
  • la hipodermis.

En la piel del ser humano, sobre todo la del varón se produce más secreción sebácea que la que tiene la mujer. Esto es debido a la mayor cantidad de andrógenos (hormona sexual masculina) que produce el varón. Como consecuencia, la piel masculina es más gruesa, y grasa que la femenina.

Está compuesta por:
  • Corpúsculos de Meissner (Georg Meissner): Presentes en el tacto de piel sin vellos, palmas, plantas, yema de los dedos, labios, punta de la lengua, pezones, glande y clítoris (tacto fino).
  • Corpúsculos de Krause: que proporcionan la sensación de frío.
  • Corpúsculos de Pacini: que dan la sensación de presión.
  • Corpúsculos de Ruffini: que registran el calor.
  • Corpúsculos de Merckel: que registran al tacto superficial.
Existen dos tipos de piel:
  • Piel blanda: la piel blanda es aquella que se encuentra principalmente en los párpados y las zonas genitales.
  • Piel gruesa: la piel gruesa se localiza en la piel labial, plantar y palmar, además esta se caracteriza por tener un estrato corneo muy desarrollado, a comparación del resto de la piel.

Cada una de las capas tiene funciones y componentes diferentes que se interrelacionan. Esta compuesto por: epidermis, dermis, tejido subcutàneo, y fascia profunda.


EPIDERMIS

Componentes celulares

La epidermis es avascular (carece de riego sanguíneo) y se nutre por difusión desde la dermis. Contiene queratinocitos, melanocitos, células de Langerhans, células de Merkel y células inflamatorias. Los queratinocitos son el tipo celular más abundante, constituyendo un 95% de las células que la componen.
En algunos puntos la epidermis se engrosa invaginándose en el interior de la dermis, formando las crestas de Rete, que a su vez definen las dermal papillae o papilas dérmicas.

Capas

La epidermis se compone de 4 ó 5 capas, dependiendo de la región de la piel. En orden desde la más externa a la más interna se denominan: capa córnea (stratum corneum), capa translúcida (stratum lucidum), capa granular (stratum granulosum), capa espinosa (stratum spinosum) y capa basal o germinal (stratum basale/germinativum). La denominación "capa de Malpighi" o "capa de Malpigio" (stratum malpighi en honor a Marcello Malpighi) se utiliza habitualmente para definir el conjunto de capa basal y espinal.

La epidermis se renueva completamente en un periodo de 48 días

 Coloración

La cantidad y distribución de la melanina, el pigmento presente en la epidermis, es la razón principal de la variación del color de la piel . La melanina se encuentra en los pequeños melanosomas, partículas formadas en el iterior de los melanocitos, que son transferidas a los queratinocitos circundantes. El número, tamaño y organización de los melanosomas varía en los diferentes grupos raciales pero, mientras que el número de melanocitos puede variar según las diferentes partes del cuerpo, su número es constante (según la parte del cuerpo) en todos los seres humanos. Los melanosomas se encuentran agrupados en agregados siendo menor su tamaño y frecuencia en las pieles blancas y orientales que en las pieles oscuras o negras.
El número de melanosomas en los queratinocitos aumenta con la exposición a radiación ultravioleta, sin embargo su distribución permanece invariable.


DERMIS

La dermis es la capa de piel situada bajo la epidermis y firmemente conectado a ella.

Desempeña una función protectora, representa la segunda línea de defensa contra los traumatismos (su grosor es entre 20 y 30 veces mayor que el de la epidermis). Provee las vías y el sostén necesario para el si constituye un enorme depósito potencial de agua, sangre y electrolitos.

Está formada por 2 capas:
  • La papilar, o dermis superior: es una zona superficial de tejido conectivo laxo, que contacta con la membrana basal, cuyas fibras colágenas y elásticas se disponen en forma perpendicular al epitelio, determinando la formación de papilas que contactan con la parte basal de la epidermis. En este nivel encontramos receptores de presión superficial o tacto (corpúsculos de Meissner).
  • La reticular, o dermis profunda: contiene la mayoría de los nexos de la piel. Está constituida por tejido conectivo con fibras elásticas que se disponen en todas las direcciones y se ordenan en forma compacta, dando resistencia y elasticidad a la piel. Posee fibras musculares lisas que corresponden a los músculos erectores de los pelos.

HIPODERMIS

La hipodermis es la capa subcutánea de la piel, está constituida por tejido conectivo laxo que es la continuación en profundidad de la dermis.
Sus fibras colágenas y elásticas se conectan directamente con las de la dermis y corren en todas direcciones aunque principalmente en forma paralela a la superficie de la piel. Donde la piel es muy flexible, las fibras escasean; en cambio, donde se adhiere a las partes subyacentes (regiones palmar y plantar) son gruesas y numerosas.
Según las regiones del cuerpo y de la nutrición del organismo, en la capa subcutánea se desarrollan un número variable de células adiposas. Estas células pueden alcanzar un grosor en el abdomen de 3 cm o más, pero en otras áreas como el pene y los párpados, la capa subcutánea no contiene células adiposas.
El estrato subcutáneo está recorrido por numerosos vasos sanguíneos y troncos nerviosos; contienen muchas terminaciones nerviosas.

Funciones de la hipodermis

  • Protege nuestro organismo de posibles traumatismos moderados.
  • Protege nuestro organismo de la pérdida de calor.
  • Protege nuestro organismo de la agresiones externas.
  • Es la encargada de dar textura a la piel.Cuando la hipodermis se encuentra en mal estado la piel forma pliegues y se afloja.( Arrugas )

TIPOS DE PIEL


Piel normal.
Piel equilibrada, sus secreciones sebáceas son normales, es flexible y resistente. Es fina, los poros son apenas visibles, tiene tacto suave y aterciopelado y se broncea bien.
Cuidados: Limpiaremos mañana y noche con leche limpiadora o gel limpiador sin jabón. Tonificar con tónico sin alcohol. Las cremas hidratantes deben ser fluidas. Utilizaremos también contorno de ojos, y una vez a la semana una mascarilla hidratante.
Piel mixta
Es el tipo de piel más común, la mayoría de las pieles adultas son mixtas, presentan diferentes zonas según sus características. Es una piel algo más gruesa que la normal, presenta zonas más grasas en la frente, nariz y mentón y en el resto son más secas.
Cuidados: Limpiaremos mañana y noche con un gel equilibrante y tonificaremos con un tónico sin alcohol especifico para este tipo de pieles. Aplicaremos una crema hidratante oil free y contorno de ojos. Semanalmente realizaremos una exfoliación y una mascarilla equilibrante.
Piel grasa
La piel grasa tiene una epidermis más gruesa y endurecida, también tienen mayor actividad de las glándulas sebáceas produciendo un exceso de grasa, son pieles más resistentes al frío, sol, viento, etc. Tienen tendencia a sufrir menos arrugas, si bien, debemos controlar el exceso de grasa, ya que esta nos da brillos, y un tono más apagado.
Cuidados: Limpiaremos mañana y noche con un gel limpiador equilibrante, y tonificaremos con un tónico equilibrante sin alcohol. Aplicaremos cremas hidratantes reguladoras y oil free (libres de aceites). El contorno de ojos es fundamental, realizaremos exfoliación dos veces por semana y aplicaremos también mascarillas de arcilla, para regular el exceso de grasa.
Piel seca
En la piel seca la actividad de las glándulas sebáceas está disminuida, es una piel poco protegida, es fina y sensible, tiene un color rosado y poros imperceptibles, el tacto puede ser suave en personas jóvenes, si bien con los años es áspero, no tolera bien el sol, frío, viento. Tiende a descamarse y presentar arrugas finas.
Cuidados: Limpiaremos por la noche con crema limpiadora, y tonificaremos con tónico calmante. Aplicaremos crema hidratante por la mañana y por la noche nutritiva. El contorno de ojos como en todas las pieles y el protector solar. Es bueno aplicar una vez a la semana una mascarilla nutritiva e hidratante, y sólo realizaremos una exfoliación cada 2 semanas.
Estos son todos los tipos de piel, analiza tu piel y aplica los cuidados específicos que requiera, así asegurarás una piel protegida y bonita.

Comentarios