Flor de Azahar


El nombre procede del árabe hispánico azzahár, y este del árabe clásico zahr (flores). El nombre se asocia popularmente a la flor de naranjo, la más apreciada por su belleza, aroma y propiedades tradicionalmente consideradas terapéuticas. 

 Es ingrediente esencial en varias infusiones por sus propiedades sedantes.
De la flor de azahar se destila también el aceite esencial nerolí. Este tipo de flor se puede presenciar en naranjos repartidos por Sevilla, en la época primaveral y suelta un peculiar aroma que se espande por todas sus calles.




En general, sus efectos calmantes ayudan a eliminar molestias causadas por nervios, como cólicos, dolores de cabeza, desmayos y molestias menstruales.
Infusiones con otras hierbas como tilo o manzanilla son conocidas tradicionalmente como remedios contra las molestias estomacales y los dolores de cabeza.


Principios activos:

Flores: Aceite esencial de "neroli" (0,15%): limoneno, linalol, nerol, antranilato de metilo. Hojas: Aceite esencial de "petit grain" (0,15%), heterósidos flavónicos, principio amargo. Pulpa: Acidos orgánicos (cítrico, málico, ascórbico), azúcares. Pericarpio: Aceite esencial (0,5%), rico en limoneno, aldehidos; cumarina: aurapteno; pectinas.



Indicaciones: Las flores presentan una acción sedante, ligeramente hipnótico y espasmolítico, aperitivo-eupéptico y aromatizante. Los frutos tienen propiedades como vitamínico, por su riqueza en ácido ascórbico, y laxantes. La pectina le confiere propiedades como antidiarréico e hipocolesterolemiante. El pericarpio, y también las hojas, una actividad como venotónico y vasoprotector; los principios amargos son responsables de su efecto aperitivo y eupéptico. 
Flores: se utilizan para ansiedad, insomnio, espasmos gastrointestinales, distonías neurovegetativas.

Contraindicado con gastritis, úlcera gastroduodenal (frutos). Abstenerse de prescribir aceites esenciales por vía interna durante el embarazo, la lactancia, a niños menores de seis años o a pacientes con gastritis, úlceras gastroduodenales, síndrome del intestino irritable, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, hepatopatías, epilepsia, Parkinson u otras enfermedades neurológicas. No administrar, ni aplicar tópicamente a niños menores de seis años ni a personas con alergias respiratorias o con hipersensibilidad conocida a éste u otros aceites esenciales. No exponer la piel al sol tras la aplicación de aceite esencial (sobre todo las personas con pieles sensibles): puede producir un fenómeno de fotosensibilización


AGUA DE AZAHAR 


El agua de azahar pura es también conocida como Agua del Carmen y es empleada como remedio tradicional contra desmayos.


El agua de azahar es el producto que se obtiene tras el destilado en corriente de vapor de la infusión de pétalos de la flor de azahar de naranjo amargo (Citrus aurantium)


El agua de azahar se ha utilizado desde hace cientos de años tanto con fines medicinales, molestias menstruales, estados nerviosos, cólicos, desmayos, etc., como en la elaboración de dulces, sin obviar su uso en perfumería.
El agua de azahar es un líquido transparente y muy aromático, suele conservarse en envases de cristal oscuro que la preserva de la luz y en casa debemos guardarla en el frigorífico. Al ser un destilado, el agua de azahar es de larga conservación, en los envases indica su fecha de caducidad, pero si ves que el líquido amarillea, que cambia la textura o aparecen posos, es momento de deshacerse de ella.




Además del tradicional Roscón de Reyes, son muchos los dulces reposteros en los que el agua de azahar es casi un ingrediente imprescindible,  brioches, almíbares, magdalenas y bizcochos, dulces con miel y almendras u otros frutos secos, se ven favorecidos con la adición de este ingrediente aromático con sabor a flor y esencia de naranja, sutil a la vez que profundo.
Hay quien hace el agua de azahar en casa, aunque para una mayor conservación se recomienda el destilado en alambique. La flor del naranjo se recolecta sobre el mes de mayo, para no dañar los futuros frutos se colocan unos sacos bajo los árboles en los que caerán los pétalos. Después se secarán a la sombra y con ellos se realizará el agua de azahar.
Además del agua de azahar, de los pétalos del naranjo amargo también se obtiene la esencia de azahar, aceite de azahar o también conocido como nerolí. 
Esta esencia que contiene, entre otros principios, betaína y flavonoides, resultando ligeramente amargo, muy utilizado en terapias naturales , perfumes y en salsas.

Comentarios

Susurros de Tinta ha dicho que…
Con tu permiso me llevo la foto de la flor de azahar para una entrada de mi blog, es que es preciosa!!!, por supuesto conservaré la autoría y haré referencia a tu blog, si prefieres que la quite me lo dices y la quito y ya hago yo alguna, gracias y miles de besosssssssssss.
Master ha dicho que…
Permiso concedido! jajajaja Saludos!!! ;)