El kiwi


El nombre "kiwi" le fue otorgado en Nueva Zelanda, posiblemente por una remota similitud de aspecto entre el fruto cubierto de vellosidades y el ave kiwi. El fruto es una baya oval, con piel delgada de color verde parduzco y superficie vellosa. La pulpa es de color verde y con diminutas semillas negras dispuestas en torno a un corazón blanquecino. Suele ser un alérgeno frecuente, sobre todo su piel.
Es una especie de sexos separados, en que la polinización requiere la participación de insectos; en las plantaciones usualmente se distribuyen colmenas de abejas para cumplir esta tarea.




Propiedades

  • Además de tener más vitamina C que una naranja, el kiwi es rico en luteína, un compuesto fitoquímico que reduce el riesgo de cáncer, enfermedades cardíacas y degeneración macular y cataratas, ambas causas importantes de ceguera. 
  • Además, contiene mucha fibra soluble (diabetes, trastornos cardíacos) e insoluble (cáncer del colon, estreñimiento y diverticulitis).
  • Es también rico en cobre, vital para el crecimiento de los niños, fortalece los huesos y hace desarrollar el cerebro y el sistema autoinmune.
  •   Tiene más potasio que el banano y controla la presión sanguínea, controla la actividad del corazón y mantiene el equilibrio de los fluidos. 
  • Además es rico en folato, magnesio y vitamina E, con lo que ayuda a la formación ósea y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.



Variedades

En China:
  • Zhong Hua
  • Jing Li
  • Ruan Zao
  • Mao Hua
En Nueva Zelanda:
  • Abbott
  • Allison
  • Bruno
  • Hayward
  • Monty
  • Greensill
VALOR NUTRICIONAL 


El kiwi es una fruta considerada con un alto aporte de vitamina C, E y alto contenido en fibra. Es baja en colesterol. Produce efectos anticancerígenos, tiene capacidad antioxidante y anti-inflamatoria, mejora el sistema inmunológico y aumenta las defensas en el organismo.
Aporta otros nutrientes esenciales para el organismo como fosfato, magnesio y cobre. 


VALOR ENERGÉTICO Y NUTRITIVO
DE 100 G DE KIWI
Kilojulios  195
Kilocalorías 46
Proteínas 1 gr
Grasas 0.6 gr
H. de Carbono 8.5 gr
Fibra mineral 3.2 gr
Ca (Calcio) 40 mgr
P (Fósforo) 31 mgr
Fe (Hierro) 0.5 mgr
Na (Sodio) 4 mgr
Caroteno 370 mgr
Vitamina B1 17 mgr
Vitamina B2 50 mgr
Vitamina B3 410 mgr
Vitamina B6 120 mgr
Vitamina C 70 mgr
Vitamina E 930 mgr
K (Potasio) 295 mgr
I (Yodo) 330 mgr
Mg (Magnesio) 15 mgr










El kiwi amarillo
¡Deliciosamente dulce!
El kiwi amarillo es el hermano pequeño del kiwi verde.
Por fuera, este kiwi difiere de su hermanito por su piel lisa y porque su forma se parece a la de un higo. Parece que lleva un pequeño sombrero. Pero la verdadera diferencia está en el sabor: ¡la pulpa dorada es deliciosamente dulce! Se parece a una mezcla de mango, melocotón, melón, miel y cítricos.
Estos kiwis están llenos de vitaminas y minerales. Son blandos y están listos para el consumo cuando los compras. Conviene guardarlos en el frigorífico, separado de los demás tipos de frutas. Si los guardas en una cesta de frutas a temperatura ambiente, se conservará menos tiempo.
¿Sabías que puedes comerte los kiwis amarillos también con la piel? En este caso, son algo menos dulces. Esos kiwis están lo más rico cuando acabas de sacarlos del frigorífico. Así, disfrutarás al máximo de su sabor fresco y dulce.
Los kiwis AMARILLOS que cumplen las normas de calidad específicas de ZESPRI se llaman “ZESPRI™ GOLD”.

¿Un regalo de Madre Naturaleza?
En 1977, algunos cultivadores de kiwi visitaron un jardín botánico en China. Se llevaron algunas semillas y las plantaron en su vergel en Nueva Zelanda.

Unos años más tarde, volvieron a China y de nuevo se llevaron unas semillas ya que, para poder cultivar kiwis, se necesitan una planta masculina y otra femenina. Los cultivadores seleccionaron la planta del jardín botánico chino como madre y la planta nueva como padre. De estas dos plantas nació el kiwi AMARILLO.

Durante algunos años, la planta del kiwi amarillo fue mejorada de forma natural mediante hibridaciones, haciéndose la fruta cada vez más rica. En el año 2000, los cultivadores de kiwis vendieron la fruta por primera vez en Europa.

Los primeros kiwis amarillos se importaron desde Nueva Zelanda, un archipiélago en el Pacífico cuyo clima es agradablemente caluroso y lo suficientemente húmedo. Unas circunstancias óptimas para el cultivo de kiwis. Actualmente, esta variedad también se cultiva en Italia y, en breve, también será cultivada en Francia.

Los frutos maduros se recogen todos los años. Los cultivadores llevan la fruta a un almacén, donde se somete a un examen severo y se embala. A continuación, la fruta viaja a Europa en buques frigoríficos especiales. Después de un largo viaje de 28 días, la fruta llega a los distintos puertos europeos. Desde estos puertos, se lleva con camiones a su destino final.


Carné de identidad









RECETAS

Está claro que puedes comerte un kiwi sencillamente como una fruta. Pero también puedes combinarlo con otros alimentos.
  • En el desayuno por ejemplo puedes mezclar tus cereales, muesli o yogur con trocitos de kiwi fresco. Y para darle todavía más sabor, puedes espolvorearlo con un poco de canela.
    Eso sí, ¡debes comerte todo enseguida!
  • Kiwi-tentempié: corta la parte de arriba del kiwi, ponlo en tu kiwichera y cómete la pulpa de la fruta con una cuchara.
  • También puedes poner rodajas de kiwi en tu sándwich. Pon una loncha de queso en una rebanada de pan Bimbo y cúbrelo con algunas rodajas de kiwi en lugar de tomate. ¡Delicioso!
Echándoles trocitos de kiwi, tus ensaladas serán más coloridas.
Además, así tu ensalada verde, tu ensalada de arroz o de pasta estará más rica y más nutritiva.

1. Muffins de kiwi
Esto es lo que necesitas para 12 muffins:
275 g de harina con levadura – media cucharita de canela en polvo - 175 g azúcar glas - 1 cuchara de azúcar moreno - 75 g de mantequilla derretida - 2 kiwis - 1 huevo - 175 ml de leche


Modo de preparación de los muffins:
Pela los kiwis y córtalos en trocitos pequeñitos. Tamiza la harina y la canela en un recipiente. Mezcla el azúcar glas con los trocitos de kiwi. Mezcla el huevo, la leche y la mantequilla derretida en un bol. Vierte esta mezcla sobre la harina y la canela. Remueve todo hasta que obtengas una mezcla ligera. Añade con cuidado los trocitos de kiwi. No mezcles con mucha fuerza, ¡la masa no puede espesar! Engrasa ahora un gran molde o un molde para muffins con un poco de aceite. Vierte la masa en este molde y polvoréala con el azúcar moreno. Hornea los muffins durante 25 minutos en un horno de 200 °C.


2. Cóctel de kiwis
Esto es lo que necesitas:
medio plátano - 2 kiwis amarillos – medio vaso de zumo de naranja – cubitos de hielo
Modo de preparación:
Corta el plátano en rodajas. Pela los kiwis y córtalos en trocitos.
Pon las rodajas de plátano, los trocitos de kiwi y el zumo de naranja en un recipiente. Mezcla todo con una batidora.
Si te parece que este cóctel es demasiado espeso, puedes mezclarlo con agua (con gas) o con zumo de naranja. Vierte el cóctel ahora en un vaso y añade un par de cubitos de hielo.


3. Pinchos de kiwi
Esto es lo que necesitas:
2 kiwis - 1 manzana - 1 plátano - 1 naranja - 1 piña - 4 a 5 pinchos
Modo de preparación:
Pela los kiwis, el plátano, la naranja y la piña. Corta la naranja en gajos. Corta los kiwis y la manzana en medias lunas. Corta el plátano en rodajas y la piña en cubitos.
Ensarta los diferentes trocitos de fruta en pinchos. Procura que haya suficiente variedad.
Congela los pinchos de fruta hasta que estén duros. Puedes utilizar estos deliciosos pinchos en un zumo. Pon tu pincho de fruta congelado en un tubo y vierte tu zumo preferido dentro del tubo.

Comentarios